sábado, 9 de junio de 2012

Perdida en tus brazos... y en ti

Perdida en tus brazos - Lora Leigh


Jordan Malone, comandante en jefe de la Unidad de Fuerzas Especiales, ha hecho y visto demasiadas cosas para creer que merece algo mejor que la soledad. Frío e implacable, sabe que Tehya está enamorada de él, pero no duda en alejarse de ella después de una noche llena de magia y salvaje pasión. La joven es su mayor debilidad, su única debilidad... y eso es algo que no puede permitirse.
Sin embargo, cuando el peligro vuelve a cernirse sobre Tehya, Jordan acudirá en su ayuda sin titubear y cederá por fin a sus ansias de poseerla, de reclamarla como suya, de estrecharla para siempre entre sus brazos, de protegerla por encima de todo y aniquilar a cualquiera que amenace la seguridad de la mujer que ama más que a su propia vida.


Sexto libro de la saga “Fuerzas Especiales” de Lora Leigh. Ha sido un libro que ha recuperado la esencia del primer libro de la saga. Me ha recordado mucho a ese primer protagonista, Noah/Nathan, ardiente y apasionado que te dejaba con ganas de mucho más. Quizá sea porque vienen de la misma familia.

Para comenzar hablemos de Jordan, un hombre frío, autoritario, que está acostumbrado a que siempre obedezcan sus órdenes, a salirse con la suya y a mantener el control sea cual sea la situación. Es un personaje completo, a mi modo de ver. A medida que se desarrolla el libro sabes que sobre sus hombros carga el peso de todas las personas que él considera importantes. Su familia, sus agentes, sus amigos y el amor de su vida: Tehya. Es reacio a reconocerlo porque para él, el amor no es un sentimiento que le haga fuerte, sino todo lo contrario. Piensa que será débil, que dejará que sus enemigos acaben con él, y en ocasiones puede ser demasiado cabezón. También es cierto que sus decisiones se basan mucho en los fantasmas de su pasado y en determinadas acciones que él jamás pudo controlar.

Por su parte Tehya me ha parecido una protagonista que lucha por hacerse fuerte, que intenta encontrar el sueño de su vida. Tras escapar de una vida llena de huidas, muerte, destrucción y sobre todo mucho dolor... Por fin había podido encontrar un lugar que consideraba suyo. Si bien es una mujer fuerte en su superficie, a medida que avanza el libro, vemos que sus sentimientos son frágiles, que sus ilusiones se pueden romper con un simple toque y la desesperación que siente al pensar que tendrá que volver a su anterior vida. En ocasiones sientes pena, al ver que una mujer con tantas ganas de vivir, no puede hacerlo libremente y como quisiera.

La historia de amor es preciosa, pero sin rayar en el sentimentalismo. Es un amor que ha ido surgiendo con el paso del tiempo. Verse día a día, año tras año, pero sobre todo ocultar por parte de los dos protagonistas su atracción, sus sentimientos al otro, hace que finalmente todo explote entre ellos con un encuentro que no olvidarán. Un momento ardiente, donde se palpa la tensión y la atracción de todos los años de sentimientos reprimidos y con unas consecuencias inesperadas.

Jordan
se encierra en sí mismo, pero no puede evitar tocar y desear a Tehya, a pesar de que interiormente es incapaz de reconocer lo que siente abiertamente por ella.
Tehya por su parte, intenta sobrevivir a todo lo que acontece en su vida, dejándose amar por el único hombre que controla su corazón y su alma, y pidiendo que cuando él se marche... Su corazón no quede roto para siempre.
Un amor oculto, pero a la vez palpable. Eso es lo que es. Las escenas entre ellos son explosivas, adictivas y bastante ardientes. Las escenas de cama me han gustado mucho más que en libros anteriores. He recordado aquellos momentos de Noah y Sabella que te hacían vibrar, que te ponían a cien solo con leerlas y debo reconocer que el libro de Jordan y Tehya ha cumplido con esa expectativa.
En cuanto a la trama general, al margen de la pareja, ha sido interesante. En algún punto me ha parecido liosa, difícil de seguir, pero el final ha sido impresionante. Nadie podría imaginarse quién iba detrás de la protagonista aunque tus propias ideas podías llegar a tener. Otro de los puntos que le otorgo a este libro es la aparición de todo el equipo. Micah, John, Noah, Nick, Travis, Bayle y Lily son personajes importantes en esta trama y donde finalmente se ve la buena relación que tienen entre todos y la gran familia que se ha formado, a pesar de no ser parte ya de Fuerzas Especiales.

Hombres muertos
que firmaron y dejaron su alma a cargo de la Unidad. Jordan siendo el jefe no podía tener una historia menos impactante. Me ha gustado el libro, la historia entre los protagonistas es diferente y preciosa. Ambos consiguen hacerte sentir parte de la misma y creo que eso es lo más importante. Otro punto a destacar es la presencia de Rory, el sobrino de Jordan y hermano de Noah, el cual espero encuentre una mujer pronto y nosotras tengamos su libro.

Un buen final para una saga bastante buena, aunque tiene sus altos y sus bajos, pero eso ocurre en todas las buenas familias. Sin duda Lora se ha convertido en una autora que estará en mi lista de lectura durante mucho tiempo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...