domingo, 8 de julio de 2012

¡Descongelado de la risa!

Ice Age 4: La formación de los Continentes


¡Ya están de vuelta! ¡Han venido para quedarse una temporada! Sí, Ice Age vuelve con una nueva entraga de sus aventuras. “Ice Age 4: La formación de los continentes” dirigida por Steve Martino y Mike Thurmeier acapara los cines de todo el mundo prometiendo ser otro éxito que añadir a su larga lista.

Muchos dirían que si las terceras partes nunca fueron buenas, las cuartas serían aún peores, pero existen películas que no se basan en eso. Más de uno podría decir... ¿No te cansas de ver siempre a los mismos personajes? ¿Qué lógica tiene una manada compuesta por un Mamut, un Sable y un Perezoso? Ninguna, pero si no lo entiendes es que no has visto Ice Age.

¡Cómo han pasado los años! Parece que fue ayer cuando vimos que Manny tenía a su pequeña Melocotón, creaba una familia, junto con sus dos inseparables amigos: Diego y Sid. Ahora la pequeña se ha hecho mayor, las cosas han cambiado, y tanto padre como hija no se entienden. Y si pensábamos que eso sería lo peor estábamos completamente equivocados. El miedo se apodera de todos los animales cuando la Tierra comienza a desmoronarse convirtiendo la zona donde habitaban en simples escombros.

Lo pensaba en su día, lo pienso y lo seguiré pensando. Ice Age es una película que no pasa de moda, que no aburre, pero no solo divierte a los niños sino que también les enseña una lección de igualdad, de tratar al de al lado como uno más, a pesar de que pueda ser diferente. Debo aplaudir a los guionistas, a los directores y todo el equipo que hace posible una película de estas características porque se superan con cada entrega. ¿Cómo es posible que se les ocurran situaciones tan disparatadas, pero a la vez divertidas y entretenidas? Imaginación. Esa gran fuerte de inspiración que nos invade a todos.

¿Qué sería de cada aventura sin Scrat? Es el personaje estelar, ese que siempre pone el toque humorístico, máxime cuando persigue su bellota por todo el mundo, la imagina, la entierra, la desentierra. Su principio y porqué no decirlo también su final en la película son dignos de mención. Jamás un personaje había causado tantas risas en los niños y en los que no lo son tanto. Es muy posible que quizá Ice Age no hiciera tanta gracia, si este personaje no estuviera entre sus integrantes, pero afortunadamente sí que cuentan con él.

La película es muy buena. Sin duda, lo suficientemente decente como para dejar tus ahorros en el cine, pero más allá de eso... Creo que esta entrega muestra un doble transfondo, ya no se trata únicamente de mantener la familia unida, sino de llegar a entender que ser diferente no es malo, que hay que aceptarse tal como uno es, y también querer y aceptar a las personas que están a nuestro alrededor aunque no sean de la misma especie o creencias. Un film lleno de valores que los niños asumirán y aprenderán.

Manny
, Diego y Sid vuelven a hacer de las suyas. No es nada nuevo que Manny esté preocupado por su familia, todos sabemos lo protector que es, pero es angustioso verlo en la pantalla. Es muy interesante ver cómo Diego consigue prendarse de una Sable como él. Y Sid... él tiene bastante con su familia y también con su abuela. Sin duda, el punto cómico, uno de los más divertidos lo pone esta abuelita, que nos hace reír a carcajada limpia. Le da un toque diferente a la película, quizá la frescura que necesitaba para convertirse en un gran éxito. La abuela es sublime, tiene unos puntazos muy graciosos, es la chispa que se necesita en la vida, el vinagre que le da sabor a la ensalada... En ocasiones parecía que estaba muy ida de la cabeza, pero sin duda, era la más cuerda de todos. Un personaje, que si existe nueva entrega de Ice Age, que seguro que sí... Espero que aparezca porque será interesante seguir viéndola.

Los malos han sido bastante peculiares. Si pensábamos que la manada de Manny era diferente hay que ver cómo es el barco pirata de estos malvados animales. No revelaré nombres, ni tampoco diré quienes lo conforman, pero os diré que de todos los enemigos que han podido tener nuestros amigos estos son lo más peligrosos, pero también más divertidos.

Pequeña mención a Sid y su cualificación para hablar otros idiomas llegando a entenderse con unas ardillitas de lo más simpáticas. Sin duda, un momento tremendo, en el que más de uno no podrá dejar escapar la carcajada que mantiene en la garganta.

¿No hay pegas? ¿No hay inconvenientes? Que yo haya visto no, pero cada uno es libre de opinar de la película como le plazca. ¡Faltaría más! Tiene un buen guión, momentos de alegría, de tristeza. Una película para disfrutar en familia, para dejarnos llevar y volver a ser el niño de nuestra infancia.

Aquí os dejo el trailer de la película para que disfrutéis un poco y os animéis sobre todo a verla.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...