domingo, 15 de julio de 2012

El beso del Arcángel



Un año después de haber sido brutalmente herida, la cazavampiros Elena Deveraux se despierta de un coma largo y reparador convertida en ángel.
Su amante, el apuesto y peligroso arcángel Rafael, recibe una invitación para asistir a un baile en honor de Elena enviada por Lijuan, una pérfida arcángel con poder sobre los muertos. A pesar del peligro de la convocatoria, Rafael aceptará el reto de preparar a Elena en cuerpo y alma pata el vuelo hacia Pekín, pero también para la pesadilla que allí la espera.


El libro no es uno de los mejores que he leído. Me ha parecido tan aburrido como el anterior “El ángel caído”, lo único que ha conseguido salvarlo han sido los personajes secundarios que aparecen en él. Debo reconocer que cuando leí la parte de atrás, me pareció más llamativo que el primer libro, sobre todo por el asunto de Lijuan, pero me ha decepcionado en ese aspecto.

Centrándonos en el libro, comienza a desarrollarse un año después de que Elena se convierta en ángel, y sobreviviera gracias a Rafael. Ahora tiene que aprender a hacerse con su nueva vida, su nuevo cuerpo, pero sobretodo recuperarse de todo el tiempo que ha pasado en cama. Creo que en el fondo, ese es el mayor fallo del libro, el poner a Elena como si fuera una patosa integral. Voy a centrarme mejor en los personajes.

El personaje de Elena no me caía mal en el primer libro, de hecho me parecía que le daba cierta chispa al asunto, pero en este libro parece como si se hubiera transformado. Vale, literalmente, sí que se ha transformado. Su personaje no es malo del todo, vamos descubriendo más de ella, entendemos porqué tiene tantas pesadillas, que todavía no ha olvidado lo que le ocurrió a su familia, pero también vemos su relación con los “siete” de Rafael. Sin duda la mejor parte de todas porque te llena de vida ver cómo se lleva con cada uno. Pasando de ahí, simplemente se ha visto cómo Elena, ha ido aprendiendo a defenderse como ángel recién creado que es.

Una escena que me pareció muy curiosa fue cuando tiene que asistir a una clase con ángeles mucho más jóvenes que ella. La relación que Elena crea con Sam, un ángel pequeño, me resulta muy conmovedora y a la vez muy importante en el libro.

En cuanto a Rafael sigue en su línea siendo un hombre frío, implacable, dispuesto a cualquier tipo de castigo, pero me ha sorprendido porque en este libro he llegado a verle mucho más humano. Al fin y al cabo, Elena es la persona encargada de conseguir ese cambio en él. Ha sido bueno ver la relación que mantiene con sus “siete” siempre teniendo en cuenta que ellos están bajo sus órdenes y que todos darían su vida por él.

Esa premisa se mantiene hasta el punto de proteger a Elena, sabiendo que ella es su corazón, incluso aunque pueda ser una amenaza. También es interesante ver la relación que Rafael mantiene con el resto de arcángeles, las luchas de poder que tiene, pero también las normas que existen entre ellos.

En cuanto a sus siete... Ya conocía a Dimitri, también a Veneno e Illium, pero me ha gustado conocer al resto. Cada uno tiene una historia, algo que contar, y una manera de comportarse. Todos son reservados, todos son buenos guerreros, pero algunos son más callado y letales que otros. Jason, Galen, Aodhan y Naasir.

Creo que uno de los fallos de este libro ha sido utilizar demasiado a la pareja, entiendo que es un libro romántico, que tiene que haber escenas entre ellos, pero también soy consciente de que no se puede explotar tanto algo porque acaba cansando. Máxime cuando ya existe otro libro anterior de la pareja, e incluso un siguiente libro, creo que la autora se ha extralimitado en ese sentido.

En ocasiones los dos se vuelven terriblemente empalagosos hasta el punto de que en ocasiones dan ganas de dejar la lectura ya airearte un poco la cabeza. Sin quemas todos tus cartuchos antes del final, entonces es muy posible que acabes saturando a los lectores, y cuando quieras dar el gran final apenas consigas encender una simple mecha.

Como dije un poquito más arriba, sobre el tema de Lijuan, me espera mucho más de ella. Todo el libro hablando sobre el baile, la arcángel para que al final lo resuelva en menos de cien páginas, aunque por el final, presupongo que tendremos mucho tema para rato.

Un punto que le daré a favor, ha sido el incluir el “Refugio” dentro de este libro porque nos ha hecho entender cómo funcionan las cosas para los ángeles, cómo se comportan desde pequeños hasta que son adultos. Haré una mención más a Sam, un personaje que me ha encantado, pero sobre todo me gusta por las reacciones que ha conseguido despertar en casi todos los personajes.

Un libro que no me volvería a leer, pero para poder continuar, hay que leerlo y eso es lo que he hecho. Espero que el siguiente sí que sea mejor. Siento decirlo, pero Nalini Singh no se está convirtiendo en una de mis autoras predilectas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...