lunes, 20 de agosto de 2012

La dama del Arcángel



La cazavampiros Elena Deveraux y su amante, el arcángel Rafael, han regresado a Nueva York solo para enfrentarse a una terrible amenaza. Las señales del mal están por todas partes: Una inusual oleada de asesinatos perpetrados por vampiros asola Manhattan, inexplicables tormentas oscurecen el cielo, la tierra tiembla violentamente y el arcángel ha caído presa de una rabia incontrolable.
Un ser terrible y milenario está apunto de despertar. Los vientos susurran su nombre: Caliane.

Rafael y sus arcángeles tienen poco tiempo para encontrarla y evitar que se consume su venganza. Ha vuelto para reclamar a su hijo y tan solo una persona se interpone entre ella y su presa: Elena, la dama del arcángel.
Porque cuando los ángeles se vengan, son los inocentes quienes pagan el precio más alto.


Tercer libro de la saga “El Gremio de los Cazadores” de Nalini Singh. Lo he dicho muchas veces, esta autora no termina de engancharme, no sé si es por la pareja o quizá por la forma que tiene de escribir, pero me resulta demasiado difícil seguirla. No obstante, debo darle un mérito en este libro, un reconocimiento además importante.

Este libro, al contrario que “el beso del Arcángel”  me ha resultado mucho más entretenido. Sin duda, la lectura mejora mucho con respecto al libro anterior, máxime teniendo en cuenta que es otro libro de la misma pareja. La historia de “la dama del Arcángel” es mucho más interesante que su antecesora. Creo que tiene el punto justo para enganchar al lector. Asesinatos, intriga, pasión, amor, pero sobre todo secretismo. Me llamó mucho la atención Caliane y reconozco que ha sido uno de los grandes alicientes de este libro.

En cuanto a la pareja principal... Creo que tres libros han sido demasiados. Rafael puede ser muy tierno cuando quiere, pero es demasiado protector con Elena, tanto que llega un punto en que te abruma tanto amor entre ellos cuando están en una misma habitación. En ocasiones, entiendo la actitud de Dmitri para con Elena aunque ambos los achacamos a situaciones completamente distintas.

Lo que sí he notado con la pareja en este libro es que la autora se arriesga más con las escenas sexuales entre el arcángel y la cazadora. Nalini se ha aventurado mucho más allá y ha exprimido la pareja hasta el final. Admito también que algunas escenas, sobre todo caundo Elena contradice a Rafael ha sido una bocanada de aire fresco. Se necesitaba un punto en el que estos dos discutieran, se dijeran las cosas a la cara, pero sobre todo dejaran claro que la relación es un dominio de dos.

Rafael ha sido un personaje que en el fondo me ha sorprendido en este libro. Creo que en “La dama del Arcángel” hemos visto una evolución de su personaje. Ser el arcángel más temido te hace ser frío incluso con las personas más cercanas a ti, pero quizá no todo se trata de miedo, sino también de respeto e incluso este arcángel ha dado muestras de saber bromear. Aunque sea a su manera...

Los retazos que se han visto de Rafael, sobre todo con el tema de Caliane, me hacen querer saber aún más sobre la infancia de este arcángel. Las escenas de recuerdos, los momentos que Rafael vivió con Caliane son en esencia importantes para el libro, pero también para el personaje. Muchos consideran que Elena es al debilidad de Rafael, pero lo que ninguno puede llegar a ver, es que ella es la salvación de este arcángel que podría acabar loco si no se ancla a la Tierra.

En cuanto a Elena, debo decir que no es uno de mis personajes predilectos, de hecho no es que me agrade sobremanera. Entiendo que todos tenemos un pasado, también puedo llegar a asumir que ha sufrido mucho, pero la autora se empeña en ponerle desgracias de las que jamás se recupera. Una gran pega que le pongo a Nalini Singh con respecto a sus personajes (solo algunos) es el victimismo que pueden acarrear. Soy consciente de que Elena lo ha pasado mal, que vio morir a sus hermanas, que aún tiene demonios interiores, pero han pasado demasiados años como para no haber superado ya alguno de ellos...

Un punto que doy a favor de Elena ha sido la manera que ha tenido de enfrentarse a su padre. Reconozco que le ha tocado una familia difícil y debo admitir que su relación con Evelyn, me ha gustado mucho. Fuera de eso, el personaje sigue siendo el mismo de siempre, apenas ha variado en los libros y no creo que haya indicios de que sus malos momentos vayan a pasar pronto. Elena siempre tendrá algún problema que cargar sobre su frágil espalda y con el que poder llorar durante bastantes horas. Siento ser tan brusca, pero en ocasiones hay que dejar el dramatismo y ser una persona mucho más luchadora.

Quizá Elena sepa luchar y enfrentarse al futuro. Todo lo que vendrá no es nada para ella, pero no es capaz de acabar con los recuerdos de su pasado, máxime cuando incluso en el libro anterior mató al vampiro que asesinó a su familia. En fin, en ocasiones no podemos entender todo lo que ocurre en un libro.

En cuanto al resto de personajes, solo mencionaré a unos pocos, entre ellos Illium, Lijuan y Caliane. Creo que son tres personajes importantes y que merecen aunque sea una breve mención.

En cuanto a Illium. Enamorado de Elena, es un ángel que ha sufrido mucho, pero que poco a poco va evolucionando. Me inclino a pensar que todos los secuestros y desgracias siempre acaban recayendo sobre él, pero ese carácter fuerte que tiene le vendrá bien cuando consiga ser un arcángel. Quizá esto sea adelantarme demasiado a los acontecimientos, pero en mi fuero interno, Illium será un arcángel antes de que llegue su libro. Otra faceta que me ha agradado en este libro, es la llegada del “colibrí”, la madre de Illium. Encantadora, me gusta la relación existente entre Rafael y ella y también lo poco que la autora ha dejado entrever entre madre e hijo.

Lijuan es... malvada. Eso sería quedarme corta. Todos recordaréis el gran acontecimiento que celebró en China y cómo terminó la cosa. Las ansias de poder nunca han sido buenas y lo que Lijuan no ha terminado de entender es que no debe interponerse en el camino de aquellos que son más poderosos que ella. Me ha impresionado, la cantidad de triquiñuelas que es capaz de utilizar, con tal de salirse con la suya. Es increíble comprobar hasta donde llega la maldad angelical, pero sin duda la arcángel lo ha demostrado con creces.

Caliane, ella sí que ha sido una gran aliciente en este libro, sobre todo por cómo consigues relacionar todo lo que ocurre con ella. Es un personaje nuevo, que dará mucho que hablar y sin duda, espero que tenga gran repercusión. Me he quedado con ganas de saber qué será lo que hará ahora que ha “despertado”. Y sobre todo la relación que enlazará de nuevo con Rafael y por ende con Elena.

“La dama del arcángel” es mucho mejor que los dos anteriores. En ocasiones para leer un buen libro tenemos que leer algunos que no llegan a engancharnos tanto como deberían. Le he dado una oportunidad a la saga y pronto tendréis colgada la crítica de “La espada del Arcángel” y espero por el bien de Nalini Singh que aumente en mis expectativas. Aún así, quedaros con este libro porque es recomendable.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...