martes, 9 de octubre de 2012

"Deseos al anochecer"



Cadeon no se detendrá ante nada para expiar el único mal que le atormenta desde siempre. Sin embargo, cuando se asegura de tener la llave de su redención, Holly Ashwin, Cadeon descubre que la mujer a quien creía poder utilizar para sus propios fines le atormentará tanto como su pasada si intenta dejarla atrás.

Criada como una humana, Holly Ashwin nunca supo que las aterradoras leyendas que le contaban eran completamente reales hasta que conoce a un brutal demonio que inexplicablemente la protege como si fuera el tesoro más preciado. Holly es arrastrada a un mundo sensual lleno de mitos y poder. Con Cadeon comienza a anhelar el perverso contracto del demonio. Sin embargo, Cadeon cuando él se gane la confianza de Holly... ¿Se verá obligado a traicionar a la única mujer que puede saciar sus más salvajes necesidades y reclamar su corazón?


“Deseos al anochecer”
es el quinto libro de la saga “Inmortales” de Kresley Cole. Existen autoras que comienzan fuerte pero se acaban desinflando... Otras simplemente empiezan flojo y ganan fuerza a medida que avanzan en sus libros. Kresley Cole puede definirse en este tipo de autoras. Empezó algo floja pero sus libros han ido tomando un cariz que gusta a muchas personas.

Si el anterior libro “Anhelos en la oscuridad” gustó bastante, este libro no se queda atrás, poniéndole incluso más picante que el anterior. Con este libro he disfrutado, me he reído, he llorado e incluso he sentido cierto odio. Creo que cuando un libro consigue remover tantas emociones en el interior de una persona merece mucho la pena.

La pareja es perfecta. Creo que en toda la saga no ha habido dos personajes con los que haya disfrutado tanto. A pesar de que puedan ser las dos personas más diferentes que podamos haber visto alguna vez, se nota que se compenetran a la perfección y que cada uno aportará al otro, lo que le falta, aquello que estaba buscando.

Los protagonistas son encantadores tanto individual como grupalmente. Creo que los dos consiguen llegar al lector por diferentes motivos. Es una pareja tierna, que va conociéndose poco a poco, que intenta seguir el día a día... Es una relación que viene de tiempo atrás o al menos para uno de ellos aunque la pasión se hace patente casi desde el primer momento. Existen dos escenas entre ellos que son espectaculares... Dignas de no perderse.

Si tuviera que calificarla de algún modo, diría que ha sido una de las parejas que más me ha gustado, no solo por su historia sino también por el carácter de cada uno de ellos. Especiales, complicados, con sus demonios interiores pero sabiendo enfrentarse a ellos.

Cadeon es un demonio que siempre ha estado atormentado por su pasado. Traicionar a su hermano, no estar con él cuando lo necesitaba y haber perdido el reino que les correspondía por derecho pesa sobre sus hombros. Siempre hemos visto un Cadeon despreocupado pero ya vimos que escondía un gran secreto. Su amor, la pareja que estaba predestinada para él, era una humana a la que no podía acercarse.

A pesar de todo ello, Cadeon está dispuesto a no volver a fallar a su hermano, pero tendrá que tomar la decisión más difícil de toda. Ha sido adorable poder ver cómo Cade sabía todas las manías de Holly, cómo conocía cada detalle de su comportamiento, y ha sido aún más maravilloso ver que ella también se daba cuenta. Jamás olvidaré esa escena con las espadas, pero sobre todo y si tengo que resaltar un aspecto de este personaje es su carácter alegre, agradable pero a la vez intrépido y atrevido.

Creo que el gran protagonismo de Cade radica en cómo se comporta, cómo dice las cosas y cómo interpreta el mundo que le rodea. Las risas no faltan cuando este personaje está cerca, de hecho creo que hasta ahora, es uno de los personajes que más salero le ha puesto a la trama. Algo que sin duda, llama mucho la atención. Él no vive según las reglas porque como todos sabemos... Las reglas están para romperse y él consigue romperlas de una manera explosiva.

Holly es una persona muy especial. Siempre ha pensado que era una chica normal, con sus manías, su trabajo y su novio. La sorpresa que se lleva al inicio del libro es mayúscula. Me ha gustado ver cómo ella descubre poco a poco la Tradición, cómo se da cuenta de lo que es, cómo su cuerpo pero también su mentalidad va cambiando a medida que avanza el libro.

No voy a negarlo. Holly es una chica ingenua, confiada que es capaz de no ver todo lo que pasa a su alrededor y de confiar ciegamente en un demonio como Cadeon. Su inocencia no me ha resultado pesada como ocurre con otras parejas e incluso me ha parecido adorable. Creo que ella necesitaba un empujón, tenía que conocer cómo puede ser y hasta donde puede llegar. Me dolió mucho casi al final del libro cuando ella se siente tan sola, tan perdida y desamparada pero creo que eso la ayudó muchísimo.

El final del libro me sorprendió mucho más de lo que esperaba. Yo suponía cómo iba a acabar pero mi idea poco tuvo que ver con la realidad del libro. Eso sin duda, juega a favor de la autora que es capaz de dar un enfoque que muchas lectoras no hemos sido capaces de ver. Tal vez Cadeon no actuó como debiera pero se ganó el perdón con creces. Los gestos dicen más que las palabras, los actos pueden ser verdaderas pruebas de amor, más allá de los simples “te quiero” o “Te amo”.

Kresley Cole consigue dar la campanada. Si ya me gustó en su día “Ansia de pasión” con Bowen y Mariketa, este libro también da la palmada y se queda como uno de mis favoritos de esta saga. Parece que la autora consigue así crear un mundo en el que nos hace viajar, experimentar y sobre todo conocer más especies de la Tradición, más hechizos, más aspectos que nos pueden llegar a entretener.

Una lectura amena, que consigue atrapar desde el primer momento, con una pareja explosiva pero a la vez tierna que pone el punto álgido durante todo el libro. Espero que disfrutéis tanto como yo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...