jueves, 18 de octubre de 2012

¡Fringe y sus misterios!



Hacía demasiado tiempo que no hablaba sobre series terminadas. En realidad tenía dos pendientes con esta que os voy a contar hoy, El día está dedicado a Fringe. Una serie que ha conseguido engancharme, a pesar de ser muy complicada de entender, y tener giros inesperados.

Quizá porque me recuerda a “Perdidos” o porque soy una friki de las series de este estilo... Sea como sea, terminé hace dos semanas de ver la cuarta temporada de Fringe y reconozco que los productores y también guionistas se han subido a la parra con esta temporada.

Estaba preocupadísima por la desaparición de Peter y deseaba ver cómo iban a arreglar semejante situación. Por suerte, sabía que el actor no dejaba la serie así que todo esto tenía que estar orquestado para tener una temporada trepidante... ¡Y la cosa empezó bien!Era extraño ver un mundo sin Peter. Nadie recordaba nada de él, jamás había existido y la vida de todos los protagonistas era muy distinta a como había sido antes. Un verdadero cambio de argumento... Olivia había sido criada por Nina, Olivia había sacado a Walter del psiquiátrico sin Peter y muchas más cosas que nos dejaron sorprendidos.

Las apariciones misteriosas de Peter eran entretenidas pero... ¡Qué se tomaron los guionistas cuando hicieron regresar a Peter! Entiendo que nadie le recordara y puedo entender que en un principio él pensara que estaba en otra línea temporal pero... ¿Toda la serie igual? Me dieron en muchas ocasiones ganas de gritarle: “no es que te hayas saltado la línea temporal es que nadie te recuerda, cateto”. Fringe es una serie extraña. Todo el que la vea sabe que más que contestar incógnitas las añade pero lo de esta temporada ha sido la gota que colmaba el vaso.



Reaparecen antiguos enemigos, el mundo ya no es el que era y aunque nadie sabe quién es Peter... ¡Olivia es la única que puede recordarle finalmente! Será cosa del amor o quizá del cortexifan pero lo que está claro es que la pareja sigue adelante y con ella los casos extraños. En un mundo que está completamente del revés es normal que los amigos se conviertan en enemigos... Y por si no teníamos suficientes villanos también ingresamos a los “observadores” como tales.

El final de la temporada es trepidante e incluso ilógico. Sí, no nos vamos a engañar. Lo que aún sigo sin entender es porqué razón les dio por hacer un capítulo del futuro... Puede que no esté colocado en el sitio correcto, a mí parecer al menos no, porque acaba con la trama de la temporada sabiendo qué ocurrirá y que ese futuro no cambiará.

Sin duda, los guionistas han apuntado maneras en esta temporada pero también tengo que reconocer que ha sido la más floja de todas las que llevan. Ha sido interesante ver cómo se llevan los dos mundos, cómo son capaces de entrelazar sus historias, pero también que poco a poco un mundo se va curando gracias al otro. Interesante y muy bonito.



Espero que la quinta temporada sea mucho mejor. Por lo poco que he podido ver parece que tiene buena pinta y nos sorprenderá pero tendrá que cambiar un poco para que los espectadores no se cansen y puedan seguir la historia. Lo que los guionistas tienen que hacer es enfocar bien lo que tienen que contar y pensar claramente cómo hacerlo.

En cuanto a los personajes, os hablaré de los más importantes de esta temporada. No han evolucionado demasiado, sino que se han visto otro tipo de facetas, pero teniendo en cuenta eso no han variado significativamente.



Olivia Dunham (Anna Torv): desde la primera temporada la he bautizado como “la pobre Olivia” es la chica dolores, la de las calamidades, la que siempre ha sufrido todo... Creo que he acabado por acostumbrarme. En esta temporada la hemos visto en un registro distinto aunque como siempre muy enamorada de Peter. Me quedé impactada al ver los poderes que Olivia ha conseguido aunque siempre he tenido claro que ella era la más especial de todos.

 Al igual que hablo de Olivia, también tengo que hacer una pequeña mención a Altivia, porque se lo merece como personaje. Es irritante... Si tengo que elegir entre alguna de las dos seguro que me quedo con la Olivia de siempre... No obstante, he visto facetas de Altivia que me han parecido agradables y la relación entre ambas se ha suavizado lo que me hace darle una segunda oportunidad. Al fin y al cabo... El mundo tal y como lo conocieron ya no existe.




Peter Bishop (Joshua Jackson): es un personaje que no podía desaparecer por demasiado tiempo. Al fin y al cabo, una gran parte de la trama gira a su alrededor, y la química con su compañera de reparto hace el resto. Creo que la historia de Peter en esta nueva temporada ha sido buena aunque un poco cansina. Sí, había ocasiones en las que me rallaba tanto problema con la línea temporal. Una cosa que veo del personaje de Peter es su interacción con Walter... Creo que crea una buena química y un aspecto de la serie que le da más realismo si cabe. A falta de un doble, puesto que Peter es único, diré que me gusta también esas pequeñas escenas con su familia del otro lado, su familia real, necesarias aunque en ocasiones muy lacrimógenas.



Walter Bishop (John Noble): gran actor sin duda. Es uno de esos personajes que consigue alegrarte el capítulo... Me encantan las excentricidades que tiene, las ideas locas que se le ocurren y también la relación que llega a tener con todos los personajes. En el fondo, es un niño en el cuerpo de un adulto y creo que eso es lo que más me gusta de él. Una mente brillante, una inocencia pero también un poder letal que podría destruir universos.

En esta temporada hemos visto que Walter ha aprendido de sus errores, que no quiere volver a cometerlos, pero que ama a su hijo perdido... y eso no se puede evitar. En cuanto a su otro yo... Me caía mal, pensaba que era malo, pero en este tiempo cambiado... ¡Me ha sorprendido! No solo por su ayuda a Peter sino también por la relación que ha conseguido mantener con el Walter del otro lado. Un paso que cerró una puerta importante.



Astrid Farnsworth (Jasika Nicole): la agente que se encarga de cuidar y velar de Walter. Es un personaje que aunque no parece muy relevante tiene su importancia. El hecho a destacar de esta temporada quizá ha sido su encuentro con la Astrid del otro lado. Dos formas distintas de ser, dos formas de ver el mundo y además de mundos distintos. Walter no podría ser él sin ella. Me dio miedo el último capítulo porque pensaba sinceramente que no pasaría de temporada pero me equivocaba completamente.



Phillip Broyles (Lance Reddick): Es un personaje que no ha evolucionado demasiado. El pobre hombre tiene que hacerse cargo de la unidad que le da más quebraderos de cabeza que otra cosa... Sin embargo, su otro yo, sí que ha tenido una trama interesante. Me ha dado mucha pena porque puedo llegar a entender los motivos pero al final todo hombre decente consigue ver el camino y hacer lo correcto. Eso es lo que más me ha gustado de esta temporada y de este personaje.



Nina Sharp (Blair Brown): siempre ha sido un personaje recurrente pero en esta nueva temporada ha tenido un papel completamente distinto. En ocasiones, no sabes si Nina es una buena persona o una malvada mujer pero la relación que han tenido Olivia y ella esta temporada era... extraña. Siempre se ha visto una química entre ellas pero pensar que en esta “nueva realidad” haya sido como “su madre” es algo que choca. Se nota que Nina tiene mucho cariño a Walter, también a Olivia, Peter e incluso a Broyles.



Lincoln Lee (Seth Gabel): un personaje que no parecía demasiado relevante en anteriores temporadas... ¡Esta ha sido la suya! Adoraba a ese gafa pasta del lado de Olivia. La pérdida de su compañero, tener que entender todo lo que ocurre, pero sobre todo enamorarse de Olivia... Me ha dado pena en muchos momentos y era un personaje que no me cansaba. Creo que ha tenido una trama interesante. Su homónimo también aunque con un trágico final. Por suerte, nuestro personaje ha conseguido ser feliz y quedarse “con la chica” aunque sea de otro lado distinto.

Como podéis ver... Fringe es una serie que toca muchos puntos que juega con las tramas y también con los personajes. Jamás podría haber predicho quién sería el villano real de esta temporada pero tengo que reconocer que me ha sorprendido. Veremos cómo se las gastan en la quinta temporada y sobre todo espero que Fringe tenga un gran final... A la altura de la serie.

2 comentarios :

  1. He de decir que es una serie muy currada las primeras temporadas aunque la última que he visto, la 4ª obviamente, creo que empezaron a desvariar un poco... El capítulo en el que se muestra el futuro no me pareció que tuviera sentido, PEEEERO para gustos...

    A ver qué tal está esta quinta y última temporada, me da mucha pena que se acabe porque echaré de menos al personaje de Walter, sin duda alguna, papelón el suyo. Gracias por los avances!!! Espero comentar cuando finalice ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Raven!

      Sí, la verdad es que Fringe es una serie rara pero que acaba enganchando y los que somos adictos a ella se nota.

      Espero que la próxima temporada esté mejor que la 4ª que dejó un poquito que desear y nos pasará como pasó con Perdidos en su día... Después se la echará de menos...

      ;)

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...