miércoles, 21 de noviembre de 2012

"Choque de Reyes"



Un cometa del color de la sangre hiende el cielo, cargado de malos augurios. Y hay razones sobradas para pensar así: los Siete Reinos se ven sacudidos por las luchas intestinas entre los nobles por la sucesión al Trono de Hierro. 
En la otra orilla del mar Angosto, la princesa Daenerys Targaryen conduce a su pueblo de jinetes salvajes a través del desierto. Y en los páramos helados del norte, más allá del Muro, un ejército implacable avanza hacia un territorio asolado por el caos y las guerras fraticidas. 

“Choque de Reyes” es el segundo libro de la saga de George R. R. Martin conocida como “Canción de Hielo y Fuego”.  El libro es mucho más interesante que el anterior, quizá porque no es tan introductorio o es posible que sea por cómo se desarrollan las historias. Si “Juego de Tronos” fue un libro muy realista sobre una sociedad y un Reino, “Choque de Reyes” consigue mostrarnos que los Siete Reinos e incluso todo el mundo de Martin esconde más de lo que imaginamos.

Ya nadie está a salvo, la veda se ha abierto y pocos son los que consiguen sobrevivir en este frío juego. El libro comienza de una manera impactante, quizá uno de los mayores alicientes para leer a Martin, es que consigue darte una idea de todos los personajes, no dejándose ninguno al azar. Lo que sí he podido comprobar en este libro, es que la magia comienza a fluir por las páginas de este libro, no sé si por el Cometa Rojo o quizá por la simple imaginación del autor.

No es una magia muy significativa sino pequeños esbozos de que las cosas están cambiando. Primero dragones, después un cometa y en el norte se nota la presencia de Wargos. Significativo teniendo en cuenta la presencia de los “caminantes blancos” o “los salvajes” que se acercan al muro.

“Choque de Reyes” consigue enganchar desde el primer momento. Es cierto, que en algunos momentos, puede hacerse un poco pesado debido a las descripciones... Sin embargo, no es un libro imposible de leer. Al contrario, en este nuevo libro podemos descubrir nuevos personajes, algunos conocidos comienzan a ser más protagonistas y empezamos a esbozar las lealtades, virtudes y también defectos de muchos de ellos.

Me gustaría hacer un pequeño análisis de algunos protagonistas aunque iré por familias que es mucho más sencillo. No hablaré de todos los personajes porque jamás acabaría dado que son demasiados, pero sí hablaré de los más importantes o al menos los que en mi opinión lo son.

Empecemos por la casa Stark. Tras la muerte de Ned, su hijo Robb se ha alzado como Rey en el Norte y busca venganza por la muerte de su padre. El joven va ganando terreno poco a poco, pero no todo sale como él espera y quizá en algunos sentidos debería hacer más caso a su madre. Catelyn, no es un personaje que me guste demasiado, pero en ocasiones es mucho más sensata de lo que son el resto que la rodean.

En cuanto a las jóvenes de la familia, Sansa y Arya, ambos personajes tienen un protagonismo más que evidente en el libro. No solo porque varios capítulos se centran en ellas sino porque ambas tienen que hacer frente a situaciones demoledoras para unas “niñas” como ellas. Quizá siempre han sido las dos hermanas más distantes, pero ambas están aprendiendo, a base de palos que la vida no es un cuento de color de rosas.

Arya tendrá que defenderse con la astucia, el carácter y sobre todo sabiendo en quién debe y puede confiar. Existe una faceta de Arya que me encanta, tengo que reconocer, que esa pequeña lista que siempre repite en su cabeza es algo que no deja de sorprenderme. Quizá algo rencorosa, pero sin duda, con motivos suficientes como para serlo.

Sansa tendrá que valerse con la mentira, el engaño y sobre todo la apariencia de ser una mujer serena. Las penalidades que tiene que aguantar dicho personaje llegan a un punto extremo e incluso he llegado a sentir pena por ella. No era de mis personajes favoritos cuando comencé esta historia, pero Sansa se ha ganado todo mi respeto y también me admiración en este libro. Aunque sigo viendo en ella a la joven idealista... Espero que eso no le cueste la cabeza y menos encontrándose en la situación actual.

Por otro lado, tenemos a los dos hermanos que se encuentran más al norte, tanto Bran como Jon tienen dos historias que son interesantes... Aunque una más que otra. Ambos han desarrollado un cierto vínculo con sus lobos algo que sobrepasa cualquier razonamiento lógico y que también le ocurre a Arya aunque en menor medida.

La historia de Bran es increíblemente dura. No solo quedó paralizado al final de “Juego de Tronos” sino que también se ha quedado solo, custodiando un castillo, que él físicamente no puede defender. Es una situación muy complicada para el personaje, no os desvelaré nada de su historia, pero ningún niño tan joven debería pasar por los acontecimientos que se desenvuelven en su vida. Aunque los presagios avisen cuando no se tienen los medios suficientes... La inundación es inevitable.

En cuanto a Jon, es un personaje que todo el mundo considera soso, a ver entiendo que no es el personaje más divertido el mundo, pero es que el chaval tampoco tiene motivos para serlo. No obstante, hemos visto una faceta que no conocíamos de él y hemos podido ver sus primeras interacciones con “los salvajes”. Mi gran pregunta se plantea al final del libro... Creo que Jon no será lo que él esperaba y tampoco estoy segura de que su final sea el que se dejó entrever al final del primer libro.

Pasando de casa en casa, creo que mi siguiente mención será para la casa Lannister. Complicados, enrevesados, poderosos y maquinadores. Así es como podríamos calificar a cada uno de los miembros de esta casa. No mencionaré a Joffrey porque realmente he llegado a odiar a ese personaje. Creo que jamás he visto a una persona tan perversa como él.

El personaje más importante en este libro es Tyrion. Astuto, brillante, pero sobre todo demostrando que es un Lannister de pura cepa aunque a su familia le pese. Me atrevería a decir que el libro no sería lo mismo sin él. Es capaz de poner en su lugar a casi toda su familia aunque su final en “Choque de Reyes” me pareció demasiado amargo. Creo que merecía mucho más, pero “Juego de Tronos” no es un cuento sino que es un libro donde nada es sencillo, nada es lo que parece y todos deberíamos desconfiar de todos. Tyrion ha aprendido una lección que ha sido extremadamente valiosa y que no olvidará en mucho tiempo.

En cuanto a Cercei y Jaime. Separados, pero unidos por el vínculo de la sangre y también de la descendencia. En este libro hemos visto mucho más de la reina que de su fiel caballero y lo que he visto me ha dejado impresionada.

Cercei también puede tener sentimientos e incluso remordimientos, pero estos quedan eclipsados por su maldad y avaricia. Reconozco que en determinados puntos del libro, el personaje puede inspirar cierto grado de compasión, pero queda apagado al final del mismo. No obstante, me quedo con la desesperación de una madre al ver partir a sus hijos.

En cuanto a Jaime, no es un personaje que haya aparecido demasiado, pero tiene una escena en el libro que es digna de mención. La escena entre Catelyn y él es bastante reveladora. En ocasiones, dos enemigos declarados también pueden hacerse confidencias... Espero que en el próximo libro, su personaje tenga más protagonismo, porque en el fondo creo que Jaime es mucho más de los que demuestra.

Cruzando el Mar Angosto se encontraba una joven princesa que apenas tenía dónde caerse muerta. Palabras verídicas que acaban truncándose a favor de la joven “Madre de Dragones”. Uno de los mayoes alicientes que tiene el personaje de Daenerys es que consigues simpatizar con ella, puesto que has visto su evolución de niña a mujer, la pérdida de su hijo no nacido y de su esposo. Ahora se enfrenta sola a lo desconocido y tendrá que aprender a desconfiar de aquellas personas que no quieren precisamente su bien.

Existe una escena en el libro que me dejó muy impactada. Tengo la sensación de que Dany ha conseguido ver un futuro cercano aunque ella no lo sepa. Y ronda por mi cabeza unas palabras que parecían más una profecía que espero no sean del todo verdad. Sin embargo, creo que la joven Targaryen tardará demasiado tiempo en cruzar el mar que la separa de su hogar.

Por último, os hablaré de cuatro personajes que me han parecido muy interesantes. Tres de ellos son nuevos, pero otro ya lo conocíamos y en este libro se ha vuelto aún más protagonista. Theon Greyjoy, Stannis Baratheon, Melisandre y Brienne de Tarth.

Theon Greyjoy es un personaje que todos hemos conocido desde el primer libro, pero al menos yo me he quedado sorprendida con su evolución, nada favorable a mi favor. En mi cabeza no concebía algo tan drástico en su carácter, pero tras leer cada una de las páginas, me he dado cuenta de que siempre ha estado ahí. Pobres de aquellos que no supieron verlo y sobre todo pobre Robb al saber que la peor daga que se puede clavar es la de un gran amigo.

Stannis Baratheon es un hombre frío, calculador aunque en mi fuero interno sé que cierta razón sí que tiene. Abrazado por una nueva religión, Stannis me ha recordado a un verdadero fanático religioso, aquel que está dispuesto a pasar por encima de cualquier con tal de llegar a su objetivo. Sé que el final del libro no será su verdadero destino, pero personalmente, tampoco me gustaría verlo sentado en el Trono de Hierro.

Melisandre es la sacerdotisa por excelencia. Una mujer misteriosa, muy cerca a Stannis Baratheon, tan cerca que apenas puedo creer que sea así. Es diferente, magia pura, intrigante y sobre todo muy erótica. La sensación que me ha dejado... No ha sido buena. Me gustaría saber más opiniones sobre ello.

En cuanto a Brienne de Tarth ha sido una sorpresa grata y agradable. No os desvelaré mucho de este personaje, porque considero que tiene que conocerse, a medida que se lee. Pero diré que os sorprenderá y su relación con Catelyn consigue ser uno de los puntos fuertes del libro. Martin me ha sorprendido creando un personaje como ella, siendo capaz de mostrarnos una manera distinta, una mujer diferente.

Un libro muy recomendable. Sin duda, merece la pena leerselo porque es impresionante la capacidad y sobre todo la imaginación que Martin ha demostrado en ambos libros. Estoy deseando poder leer “Tormenta de Espadas” y para aquellos que habéis leído la crítica de “Juego de Tronos”, pinchar en este enlace.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...