miércoles, 19 de diciembre de 2012

“Sin Undone” de Larissa Ione




Siendo la única demonio seminus hembra que hay en el mundo, la adiestrada asesina Sinead Donnelly está acostumbrada a que la traten como si fuera una marginada de la sociedad. Esclava durante décadas, prefiere la muerte antes que volver a perder su recuperada libertad. Pero entonces la innata habilidad de Sin para exterminar a sus enemigos da un giro inesperado: ha creado un nuevo virus letal que ha iniciado una oleada de pánico y violencia. 

Mitad hombre lobo, mitad vampiro, a Conall Dearghul se le ha encargado la misión de llevar a Sin ante el Consejo para que sea castigada por desatar esa plaga. Pero esa mujer no le es desconocida; es más, ambos tienen un vínculo de sangre y el único encuentro sexual que mantuvieron le dejó anhelante y hambriento por probarla de nuevo. Y lo que es aún peor, Sin es la criatura más buscada del inframundo y Con muy pronto se dará cuenta de que también es la única que puede ayudarle... y que salvarle la vida muy bien puede costarle la suya propia. 




Este es el quinto y último libro de Larissa Ione dentro de la saga “Demonica”. Tengo que reconocer que esta saga ha conseguido interesarme más de lo que podría imaginar en un principio. Por desgracia, es una pena que “Sin Undone” al igual que “Ecstasy Unveiled” no hayan sido traducidos al español.

No obstante, dejando las lamentaciones a un lado, el libro me ha gustado. Me ha parecido interesante e incluso podría equipararlo al anterior. La mayor pega que le pongo es la protagonista. Sinceramente no me caía bien Sin y después del libro tampoco es que hayan cambiado mucho de opinión. Es cierto que se me hace mucho más soportable, pero eso no evita que la mayoría de las veces, tenga ganas de dejar el libro por ella.

Aún así, el libro me ha parecido interesante, aunque no solo por la pareja principal. Pero mejor centrarse primero en los protagonistas, no solo porque son una pareja atípica, sino también porque desprenden mucha pasión. De hecho, gran parte del libro podríamos decir que es un gran “sexo salvaje” que invade las páginas del libro. Algo que tampoco desentona teniendo en cuenta cómo son los dos protagonistas.

No se puede decir que sea una pareja convencional, tampoco son los típicos amantes que están enamorados desde el primer momento, son justamente todo lo contrario. La pasión es lo que les mueve a ambos y a raíz de ahí comienzan a crearse los sentimientos que más tarde se apoderarán de los dos protagonistas. No es mi pareja favorita, pero he visto parejas mucho peores y no precisamente en esta saga.

Conall es un dhampir sexy, seguro de sí mismo, pero obligado por su clan a cumplir una serie de obligaciones. Cosas con las que él no está de acuerdo, pero que no tiene más remedio que aceptar, incluso cuando Sin se cruza en su camino. El mayor problema de Conall es su sed, la que caracteriza a los de su especie y sobre todo el recuerdo del mayor error que cometió en su vida. De los dos protagonistas, es el que más me ha gustado, aunque reconozco que en ocasiones tiene sus defectos.

Muchas veces me daban ganas de darle una fuerte patada para que dejara de pensar siempre lo mismo, pero después se comportaba de esa manera tan ruda y a la vez encantadora... Un personaje que me ha gustado aunque no me esperaba que al final terminara como lo hizo. Fue una gran sorpresa aunque bastante evidente para quien tuviera un poco más de cabeza. ¡En aquel momento no podía pensar más allá!

En cuanto a Sin, es un personaje que no me caía demasiado bien y al final de su libro no es que haya mejorado mi concepto. Puedo llegar a entender que sea una chica difícil, que ha pasado por momentos verdaderamente duros y traumáticos... ¡Pero no se puede ser tan cerrada como lo es ella! Es que ni siquiera al final es capaz de confiar plenamente en las personas que la rodean, a pesar de que no le han dado motivos para desconfiar y han tratado de ayudarla hasta las últimas consecuencias.

En algunos momentos, hubiera deseado que no fuera la protagonista, cosa bastante difícil teniendo en cuenta que si ella no existiera, entonces no habría dicho libro. Al final acabé aceptándola, resignándome a sus formas de ser y descubriendo que al menos puede llegar a ser sensata solo con la persona que ama y claro está con su querido hermano Lore. Sinceramente, si aparece en próximos libros, espero que su trato hacia el resto de sus hermanos haya cambiado.

El libro me ha gustado, tiene una trama interesante, mostrando una lucha de poder entre los huargos y evidenciando que incluso entre los seres del inframundo se pueden dar tantas guerras como entre los humanos. Me ha parecido un libro completo en ese sentido, también añado la trama del misterioso jinete, algo que nos adentra en la próxima saga de la autora y que tiene una pinta estupenda.

Añado un fallo que no me ha gustado demasiado. Creo que la autora alargó el libro más de lo que debería... A falta de cien páginas, pensé por la situación que sería el final y me equivoqué al ver que enredaba aún más la trama. No me gusta cuando las autoras dan quinientas vueltas a un mismo tema para después llegar siempre al mismo punto. Prefiero un libro corto que un libro largo que me cuente lo mismo. No obstante, es algo que no quita mérito al final de la saga.

Y dejando de lado a los protagonistas, me centraré en la pareja “secundaria” y también en algunos personajes más. ¡La historia de Luc me ha encantado! En algunos momentos del libro prefería que saliera él con Kar que la pareja principal. Me han parecido una gran pareja, con una historia con trasfondo  una lástima que solo hayan sido secundarios y no tengan el libro que se merecen.

¡He disfrutado con los hermanos! Eidolon me ha dado mucha pena, no solo por ser el mayor y llevarse todos los marrones... El demonio no puede sufrir más por su hermana, pero también por las víctimas, a las que es incapaz de salvar. Eso para un médico aunque sea demonio es una tortura. En cuanto a Shade, me he divertido viendo su comportamiento con Sin, lo tierno que puede ser al haber recuperado una hermana e incluso sus escenas con Con me han hecho esbozar una amplia sonrisa. Y por último, siempre tenemos al siempre alegre Wraith, un personaje que mantiene la chispa y que consigue meterle algo de tralla a Sin aunque después se desviva por ella.

En definitiva, ha sido un buen broche final. La escena de Lore con sus hermanos ha sido magistral y creo que era el punto de unión que necesitaban todos ellos. Una historia interesante aunque sigo diciendo que no supera a “Oscura Traición” y “Oscura Tentación”. Pero es fácil de leer y no demasiado pesado siempre y cuando te acostumbres a una de los protagonistas.

Una saga corta, interesante y sobre todo muy apasionada. Con un prólogo de lo más interesante, donde se nos muestran a los jinetes, la nueva saga que la autora nos presenta. Teniendo en cuenta lo que he disfrutado leyendo esta, creo que también me gustará la siguiente, aunque siempre me tendréis aquí para comentarla.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...