lunes, 7 de enero de 2013

"Mil soles espléndidos" de Khaled Hosseini




Hija ilegítima de un rico hombre de negocios, Mariam se cría con su madre en una modesta vivienda a las afueras de Herat. A los quince años, su vida cambia drásticamente cuando su padre la envía a Kabul a casarse con Rashid, un hosco zapatero treinta años mayor que ella. Casi dos décadas más tarde, Rashid encuentra en las calles de Kabul a Laila, una joven de quince años sin hogar. 

Cuando el zapatero le ofrece cobijo en su casa, que deberá compartir con Mariam, entre las dos mujeres se inicia una relación que acabará siendo tan profunda como la de dos hermanas, tan fuerte como la de madre e hija. Pese a la diferencia de edad y las distintas experiencias que la vida les ha deparado, la necesidad de afrontar las terribles circunstancias que las rodean, tanto de puertas adentro como en la calle, donde la violencia política asola el país, hará que Mariam y Laila vayan forjando un vínculo indestructible que les otorgará la fuerza necesaria para superar el miedo y dar cabida a la esperanza. 



“Mil soles espléndidos” es el segundo libro de Khaled Hosseini que ha publicado. Aún recuerdo “Cometas en el cielo” que acabé de leerlo hace unas semanas y este libro me ha dado tan buena impresión como el anterior. Hosseini sabe contarnos una historia, posicionarnos en un contexto y conseguir que los sentimientos más escondidos en nuestro interior salgan a la luz. ¡Me ha encantado al igual que el anterior!

Este nuevo libro cuenta una historia diferente, completamente distinta al anterior, pero manteniendo unos valores de unidad, amistad y relación personal que me dejan pasmada. Quizá lo que más me ha llamado la atención ha sido cómo el autor ha ido contando la historia de Mariam, en un principio sin interrupción y después la de Laia hasta que sus vidas se cruzan por primera vez. Son como dos ríos que cruzan el país por separado hasta que encuentra el punto de unión y terminan de recorrer el camino junto de la mano.

Quiero advertir que el libro es duro, tiene escenas verdaderamente crueles, sobre todo si eres una mujer. Aunque no hay mejor forma de entender cómo se vive en un país como Afganistán hasta que entiendes cómo piensas, cómo creen y las importantes diferencias que hay entre ellos. Quizá este libro es mucho más duro que “Cometas en el cielo” en cuanto a “maltrato” hacia las protagonistas aunque cada uno tiene su dosis de sufrimiento.

Khaled Hosseini consigue hacerme reír, llorar, desear, sufrir y sentir esperanza a la vez. Sus personajes tiene presencia, fuerza, consiguen llegarte al corazón y eso es algo muy difícil hoy en día. A pesar de que pueda sonar melodramática, mientras leía cada capítulo, me ponía en la piel de ambas mujeres y (no podía sufrir) pero tenía una sensación muy parecida a la que ellas experimentaban. Sentía un rechazo hacia lo que ocurría, pero también un atisbo de esperanza, sabiendo que quizá al final del camino existiera una salida feliz.

El final del libro es agridulce. Sentí mucho dolor cuando ambas mujeres se separaron al final del mismo, entendí la decisión  de ambas, comprendí lo que la amistad y sobre todo el amor puede aportarnos a nosotros o a todos en general. Ambas mujeres sufrieron lo indecible, vivieron sometidas por un hombre violento, huraño y que muchos calificaríamos aquí con palabras que no me están permitidas poner.

Mariam ha tenido una vida muy dura. Siendo hija ilegítima de un hombre que a pesar de que la amaba, no supo valorarla como se merecía y acabó dándose cuenta demasiado tarde del error que había cometido. He sentido mucha pena por ella, ver cómo todas las ilusiones de una joven se desvanecían con el viento, dominada por un marido que no la quería y como eso acaba matando el espíritu de la joven que fue hasta que una nueva llama prende en ella.

Y sin embargo, a pesar de estar muerta por dentro, al encontrar a Laila y también sentir el cariño de ella, consigue ganar en valor. Quizá no fuera la mujer más fuerte del mundo, pero aprendió a ser valiente y dio todo lo que pudo por la única persona que había demostrado verdadero afecto por ella. Jamás olvidaré su nombre, ni tampoco todo lo que ella ha pasado y lo mucho que perdió al final del libro.

Laila es una joven que creció libre, apoyada por unos padres que la adoraban, cada uno a su manera y enamorada desde su infancia de su mejor amigo. Pero cuando su vida cambia radicalmente, tiene que armarse de valor y afrontar todas las nuevas desgracias que están apunto de caer sobre ella. Sin embargo, todos encontramos una esperanza en la que apoyarnos y Laila encontrará una en Mariam. Fue la única que consiguió darle amor, amistad y cariño a una persona que pensaba no ser merecedora de ese afecto.

Laila me enamoró por su inteligencia, pero también por sus ganas de vivir y su fuerza. Me alegra saber que en ocasiones los sueños también pueden hacerse realidad aunque primero tengamos que vivir una pesadilla antes. Todo en esta vida es sacrificio porque sino existiera eso... poco valdría la recompensa que obtenemos de ello.

Por último hablaré de Rashid. No quiero extenderme demasiado en este personaje porque siento repulsión solo de pensar en su nombre y mucho más en sus acciones. Despreciable, cruel, el diablo y muchos más adjetivos podrían calificarlo. Sentí verdadero odio por él y estoy contenta al saber el final que le deparó el destino. Quizá yo habría sido mucho más cruel, pero el autor decidió, que con eso era más que suficiente. Una lástima.

“Mil soles espléndido” es un libro impactante, conseguirá engancharte desde el principio hasta el final, pero sobre todo no es un libro que te deje indiferente. Toda persona que lo lea será capaz de sentir algo por él. Impresión, estupor, sufrimiento, alegría, pero no será de estos libros pasajeros que lees una vez y jamás vuelves a recordar.

Estoy segura de que al igual que con “Cometas en el cielo” me volveré a leer el libro cuando pasen unos años. Estoy segura de ello y será algo que haré con gusto porque aunque ya sé cómo se desarrolla la acción, pero más allá de ello, es una lección de valor y vida que va más allá de cualquier cosa. Dos libros impresionantes y un autor que sabe dejarnos ver lo más crudo de Afganistán y de la sociedad afgana. Estoy deseando que publique su tercer libro, el cual devoraré, en cuanto llegue aquí.

2 comentarios :

  1. Algunas veces me gusta alejarme del tipico libro romantico y coger algo de otra tematica, aunque tenga un trasfondo de romance( todos los tienes,no?)y èste es un buen ejemplo.

    Un bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marilì!

      Sí, a mí también me gusta de vez en cuando dejar la romántica aparcada y leerme un libro de otra temática o incluso leerlos a la vez. Este libro es precioso sin duda. ¿Has leído "Cometas en el cielo" del mismo autor? Si no lo has leído... te lo recomiendo!

      Besos!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...