miércoles, 6 de marzo de 2013

"El juego de la noche" de Sherrilyn Kenyon




Bride McRierney está harta de los hombres. Son mezquinos, egoístas y nunca aman a una mujer por lo que realmente es. Pero aunque se jacta de ser independiente, en el fondo angela encontrar a su particular caballero de brillante armadura. Jamás esperó que su caballero tuviera un brillante... abrigo de piel. 

Letal y torturado, Vane Kattalakis no es lo que aparenta ser. La mayoría de las mujeres se lamentan de que sus novios se comporten como auténticos perros. En el caso de Bride, el suyo es un lobo. Vale, cuyos enemigos quieren verlo muerto, no está buscando pareja. Pero el destino ha querido que Bride sea la mujer destinada a ser su compañera. Ahora, tiene tres semanas para convencerla de que lo sobrenatural existe, ya que de lo contrario vivirá el resto de su vida como si estuviese ¡castrado! Algo que cualquier lobo que se precie puede aceptar. 

Pero... ¿Cómo puede un lobo lograr convencer a una humana para que le confíe su vida cuando sus enemigos no se detienen ante nada para acabar con la suya? En este mundo solo sobrevive el más fuerte y solo un macho dominante puede ganar. 




“El juego de la noche” de Sherrilyn Kenyon me ha gustado mucho más que el libro anterior. El libro es entretenido, los personajes pueden llegar a ser gracioso y la historia es original. Para mí ha sido un libro entretenido, pero he leído mucho mejores, no solo de paranormal sino también de cualquier otro género. E incluso dentro de la propia autora, me quedaría con libros anteriores, pero ha sido interesante.

La historia de Bride y Vane es una gran tarta de merengue. Rezuma azúcar por todos lados, bordeándolo con algo de acción y sobre todo mucha magia. Ella es la típica chica incomprendida, que no consigue gustar a los hombres mientras que él es el típico hombre perfecto. Ése que todas estamos deseando que llame a nuestra puerta para decirnos que nos subamos en su espléndida moto.

Para mí le gran error de esta novela es su tono perfecto, donde ambos protagonistas son ideales o más bien SU protagonista es insuperable. Yo soy la primera que confieso que es un libro romántico y por lo tanto tiene que haber amor a raudales, pero una cosa es amor, ternura y otra cosa muy distinta es melaza en estado puro.

Quitando esa gran pega que le pongo, me ha gustado la historia de Vane, la forma que ha tenido de narrarla e ir haciéndonos partícipes de todo lo que ha sido su vida hasta el momento. He pasado buenos ratos imaginándome cómo sería él, la forma que tiene de comportarse y me he reído muchísimo con sus escasos conocimientos. ¡Punto a favor del hombretón!

Por su parte, Bride no me ha inspirado demasiado. Es una gran persona, lo demuestra durante todo el libro e incluso se deja ver aún más al final. Pero teniendo en cuenta las protagonistas de libros anteriores, ha pasado bastante desapercibida, algo que no me termina de gustar. Creo que un personaje femenino tiene que tener presencia, ser fuerte y echarse gran parte del peso de la trama.

Los mejores puntos del libro son las escenas cómicas y el sexo. Sí, Sherrilyn Kenyon sabe muy bien cómo elevar nuestra temperatura hasta límites insospechados desde el minuto uno. Aunque si tuviera que elegir, me quedaría con las escenas cómicas porque le aportan un humor que rara vez se ve en libros de este tipo. Aquerón es para mí junto con Simi el mejor personaje de este libro y de la saga hasta el momento. Disfruto cada momento con él, me imagino cada escena y eso es algo que hay que reconocerle a la autora.

A pesar de todo, “El juego de la noche” está bien para leerlo una vez. No es un gran libro, no es algo que leería nuevamente, a no ser que quisiera risas en mi vida. Entonces sería un buen libro a tener en cuenta. Sherrilyn ha dado más de sí en otros libros y espero que lo demuestre en los que quedan.

Si me permitís hacer una observación, creo que este libro no debería haber entrado dentro de la saga “Cazadores Oscuros”, sobre todo porque Vane no es uno de ellos. Lo he comentado con otras personas que han leído el libro y parece que todas coincidimos. Hay muchos tipos de cazadores (Katagarios, Oníricos, Oscuros, Arcadios) y cada uno tendría que tener su propia saga. No puedes explicar las leyes de los cazadores oscuros y en la misma saga meter una “especie” que no tiene nada que ver.

Creo que “El juego de la noche” debería haber sido el inicio de una saga completamente distinta donde la autora podría haber explicado su historia común y las posibles parejas que estoy viendo que se formarán. En mi opinión, hubiera liado menos al lector, incluso aunque hubiera metido personajes de los “Cazadores Oscuros”. ¡Muchas autoras lo hacen! Sin mucho más que decir, espero que el libro de Valerio sea un libro para recordar o quizá tenga que esperar a Aquerón.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...