martes, 23 de abril de 2013

"Metro 2033" de Dmitry Glukhovsky




Título: Metro 2033

Autor: Dmitry Glukhovsky

Editorial: TIMUN MAS

Nº de páginas: 544 páginas

ISBN: 9788448005009






Año 2033. Tras una guerra nuclear devastadora, amplias zonas del mundo han quedado sepultadas bajo escombros y cenizas debido a la radiación. También Moscú se ha transformado en una ciudad fantasma. Los supervivientes se han refugiado bajo tierra, en la red de metro. En cada una de las estaciones, convertidas en pequeñas ciudades Estado, sus habitantes se agrupan en torno a las más diversas ideologías, religiones o movidos por un único objetivo: impedir una invasión de las criaturas mutantes del exterior. 

Artyom, un joven soldado, será elegido para penetrar en el corazón del Metro hasta la legendaria Polis y alertar a todos del peligro que acecha a la estación de la que procede, la VDNKh, y a toda la red metropolitana. De él dependerá el futuro de su hogar, del Metro y puede que de toda la Humanidad. 



“Metro 2033” es una novela de ciencia ficción escrita por Dmitry Glukhovsky. Periodista y escritor ruso ha conseguido ganarse a los fans con esta primera entrega y después publicar una segunda titulada “Metro 2034”. El argumento me gustó desde el principio, sobre todo cuando mi amiga me lo recomendó, me leí la parte de atrás y decidí que quería cambiar un poquito de género. ¡Me ha encantado! Ha sido un libro que he disfrutado de principio a fin. De hecho, se me hacía extraño acabar la historia porque estaba tan enganchada que por mí podría haber durado cien páginas más.

Hacía muchísimo tiempo que no leí algo como esto. Generalmente, no soy muy dada a la ciencia ficción, no por nada en especial, sino que es un género que no he probado demasiado. Pero Dmitry ha conseguido impactarme con la historia de Artyom. El gran aliciente que tiene este libro es que te crea las dudas desde el principio. ¿Por qué ha pasado? ¿Cómo ocurrió? ¿Qué es lo que pasará a continuación? Y a medida que avanzas en la historia, conoces a los distintos personajes, vas comprendiendo y descubriendo todo lo que ocurrió años atrás.

Artyom me ha parecido un personaje muy especial. No es el típico personaje que sabe todo, encuentra todas las soluciones y camina hacia su destino con decisión. Es justamente todo lo contrario, no conoce la mayor parte de la red de metro, no sabe cómo llevar a cabo su misión, pero solo reconoce ante sí mismo que su estación depende solo de él. Puedo decir alto y claro que no hay dos personajes iguales en este libro. Todos son diferentes, ninguno se comportará de la misma manera, ni pensará remotamente parecido.

La gran novedad para mí ha sido imaginarme la vida dentro de la red de metro. Imaginad por un segundo que no podéis salir a la superficie, que solo es posible vivir en el metro y que la única manera de moverse es a través de los túneles. Donde ocurren mil cosas que nadie puede explicar, donde la gente desaparece, es atacada e incluso muere inexplicablemente. ¿Quién no tendría miedo ante un panorama así? Aplaudo la valentía del personaje porque me ha demostrado que incluso las personas menos preparadas, son capaces de dejar todos sus miedos a un lado y embarcarse en una misión que puede acabar con sus vidas.

A medida que leía el libro, avanzaba en sus páginas, me maravillaba ante la creatividad del autor. Ha sido capaz de plasmar el mundo, un pequeño mundo como el nuestro, en una simple red de metro. Cada estación es un Estado, muchos de vosotros podréis identificar algunos fácilmente, y se comportan como si fueran pequeños países donde hasta una guerra es posible. Todos regidos por sus reglas, podéis encontrar a los fascistas, Los Rojos, la temida Hansa o la Polis... Y nuestro protagonista como único vínculo de unión, el único que nos va retratando las estaciones y las vivencias que allí encuentra.

Pero lo que lo hace verdaderamente un gran libro es los temas que trata. Cualquier persona que lea con simple atención el contenido se dará cuenta que habla sobre temas tan variados como el tráfico de personas, las ejecuciones, las guerras, las jurisdicciones, la prostitución en todos sus ámbitos, el sacrificio por los demás, las religiones, las ideologías, los errores cometidos... Todo esto unido a una ficción que en ocasiones resulta difícil de explicar, pero muy fácil de asimilar y que encubre esos “temas” que no todo el mundo se atreve a tratar. Este libro es muy duro, para todos aquellos que deseen leer, os recomendaré que no os encariñéis con los personajes porque esto no es un metro de color de rosa. Aquí la gente sobrevive, busca respirar un día más y hay gente que no lo consigue.

Una historia bien contada, pero que puede confundir al lector, sobre todo porque cada capítulo tiene un acontecimiento que te pondrá los pelos de punta. A medida que avanza la trama puedes ir entendiendo porqué ocurren todos esos fenómenos tan inexplicables aunque algunos simplemente ocurren. El final me ha dejado de piedra aunque no debería haberme impactado. El autor ha sabido captar a la perfección cómo somos realmente los humanos. Destruimos todo lo que es diferente a nosotros, disparamos antes de preguntar o llegar a entender. Somos capaces de matarnos a nosotros mismos por simple avaricia... ¿Por qué no lo haríamos con el resto?

Solo tengo dos pegas para este libro. La primera es que a algunos, el contenido puede parecer más bien denso, porque aunque es un escritor actual... ¡no deja de ser ruso! Algunos pasajes tienen muchísima descripción algo que podría echar para atrás al lector. Yo por suerte, ya estaba acostumbrada después de leer “Vida y Destino” de Vasili Grossman, libro que hay que coger con muchas ganas y sobre todo paciencia. No obstante, si a la persona le engancha el argumento, no tendrá problemas para terminarlo.

Mi segunda pega hace referencia a los personajes. Entiendo que el escritor es ruso, comprendo que el mundo se ha ido al garete, pero estamos y él está en el año 2033. Estoy segura de que las mujeres  puede empuñar un arma e incluso hacerlo mejor que un hombre. Me hubiera gustado encontrar alguna presencia femenina relevante en la historia y confío en que en el siguiente me encuentre algo parecido.

“Metro 2033” es un libro interesante, novedoso y muy impactante. Es imaginativo, bien construido y con personajes que no olvidarás fácilmente. Os aseguro que pensaréis durante varios capítulos en determinados personajes y desearéis en el fondo volver a encontrarlos en páginas más avanzadas. Dmitry Glukhovsky me ha demostrado que es un autor interesante y que volvería a leer. Intentaré leerme “Metro 2034” cuanto antes y esperaré con impaciencia “Metro 2035” que será el final de este pequeña trilogía.

4 comentarios :

  1. No me llama mucho la atención este libro.
    Gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada Cris Hocicos. Es normal que no a todo el mundo le guste la misma literatura ;)

      Muchísimas gracias por pasarte ;)

      Besitos!

      Eliminar
  2. Ultimante llevo una squia lectora q ni te cuento, y aunque este libro se aleja d la tematica q normalmente leo,algunas veces me gusta desconectarme y leo algo asi....asi que como ya confio en todo lo q pones(ya sabs jjejejeje) me lo apunto...

    No veo tu email...te mando un msj por fb

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marilì!!

      Uffff es que hay etapas para todo eh! Tengo una amiga que le pasa lo mismo y es que en ocasiones una se satura. Pero si quieres cambiar un poquito de temática, te lo recomiendo, es algo lioso al principio... pero al final le acabas pillando el punto ;)

      Ahora mismo miro tu mensaje por Facebook ;)

      Besitos!!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...