martes, 2 de abril de 2013

"Star Wars: Episodio IV"



Mi pensamiento es hablar de cine, pero después de ver las pocas novedades que circulan por la red, he decidido hablar sobre un clásico que puede que a muchos os guste. No es un secreto que adoro “La Guerra de las Galaxias”, soy una fan incondicional y jamás me canso de ver las películas. Así que voy a recuperar viejos clásicos, desempolvarlos y quizá traeros también alguna película no tan “mayor”. Iré actualizando la sección cine con toda la saga de “Star Wars”, pero también habrá otras muchas películas interesantes y que me gustaría compartir con vosotros.



“Star Wars” conocida en España como “La Guerra de las Galaxias” se estrenó el 25 de mayo de 1977 de la mano de George Lucas. La película se titularía “Star Wars: Episodio IV “Una Nueva Esperanza”. George Lucas ha sido el gran creador de esta saga que ha impresionado e invadido a miles de fans de todo el mundo. Es una de las sagas más taquilleras de la historia e incluso “después de finalizada” todavía se habla de ella.



Para todos aquellos que no conozcáis el argumento de dicha película, os dejaré las primeras palabras que aparecen en pantalla y que nos sitúan en el centro de la historia. No es de extrañar que la primera frase que os voy a poner se haya convertido en una de las más sonadas de todos los tiempos.

“Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana... Es un periodo de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes que atacan desde una base oculta, han ganado su primera victoria contra el imperio galáctico. Durante la batalla, espías rebeldes consiguieron robar los planos secretos del arma más reciente del imperio, la Estrella de la Muerte, una estación espacial blindada con el poder suficiente para destruir un planeta entero. Perseguida por los siniestros agentes del imperio, la Princesa Leia se dispone a regresar a su hogar a bordo de su nave, custodiando los planos robados que pueden salvar a su pueblo y restablecer la libertad de la galaxia.”

Con estas sencillas palabras se nos interna en un mundo completamente diferente donde toda la acción se desarrolla en el espacio y en unos planteas que muchos no sabríamos ni pronunciar. La historia transcurre llena de acción, intrigas, amenazas y mucha ciencia-ficción. Poco a poco vas sabiendo quiénes son los personajes principales, conocemos a la Princesa Leia, Luke Skywalker, Obi-Wan Kenobi, Han Solo y el temido Darth Vader.

La primera vez que vi esta película fui incapaz de preveer los acontecimientos que se iban a desarrollar, no entendía del todo la relación entre los personajes, pero todo cambia a medida que vas viendo las escenas. Es impresionante la historia que cuenta, siempre y cuando te guste el espacio exterior. El argumento no es nada trillado, por eso se convirtió en una de las grandes películas, por la originalidad del guión.

Otro de los grandes aciertos de esta película es su banda sonora. George Lucas hizo caso de su gran amigo Steven Spielberg y contrató al compositor John William para diseñar la música que daría vida a esta nueva saga. Un verdadero acierto porque si algo recordamos los fans son esas primeras notas que indican que “Star Wars” está comenzando o que Darth Vader está apareciendo en escena. Es música que se siente, se reconoce y se recuerda incluso pasados los años. Para todos aquellos que no hayan escuchado la sintonía aquí la tenéis para que os hagáis a ella y los que ya la conocéis podéis recordarla.



Aunque sin dudarlo, creo que lo que más llamó la atención del público fueron los efectos especiales, innovadores para su época. Muchas personas podrían verla ahora y pensar que son un churro comparado con los efectos de ordenador que ahora tienen todas las películas. Os doy completamente la razón, pero en aquella época ver unos efectos como ésos eran una novedad asombrosas. Pocas películas se atrevían con algo tan arriesgado y que finalmente salió bien. Y aún George Lucas fue inteligente porque intuyendo que los efectos especiales evolucionarían muchísimo más decidió dejar las que serían “las primeras películas” de la saga para el final.



También los actores ayudaron muchísimo a esta grandísima saga. La mayoría de los actores principales no eran muy conocidos, algo que jugó a favor de la saga y también de los propios actores que se dieron a conocer gracias a esta película. No sé cuántos de vosotros recordaréis a un Mark Hamill interpretando a Luke Skywalker, una Carrie Fisher como la Princesa Leia o un Harrison Ford dándolo todo como Han Solo.

Aunque también la juventud se fusionaba con la experiencia. Solo había que ver cómo Alec Guinness como Obi-Wan Kenobi guiaba al joven Mark Hamill en sus respectivos papeles. Dos generaciones distintas, dos formas de interpretar el cine, unidas entre sí por un guión y una sincronización perfecta.

Buenas interpretaciones que volvieron a repetirse en las siguientes dos películas. De hecho, Harrison Ford hizo carrera desde que diera en gran salto con “Star Wars” aunque ya tenía algunas películas a sus espaldas antes de esa aparición. En una buena película, no solo puede haber un gran argumento, sino también unas interpretaciones creíbles y eso es lo que consiguió esta saga en su tiempo.

Por último, “Star Wars: Episodio IV” ha obtenido varios premios. Entre ellos siete “Oscar”, un “Globo de Oro”, once “Premios Saturn”, dos “BAFTA”, un “Grammy” y un “MTV Movie Award”. No está nada mal para ser la primera película de una saga que se llevaría muchísimos más premios.

“Star Wars: Episodio IV” es una película que merece la pena ver aunque no estés muy puesto en el tema. Al menos, verla una sola vez para sentir que al menos has formado parte de ella y quizá incluso no te decepcione aunque no sea un género que te guste. Yo le daría una oportunidad aunque claro yo hablo desde la vena fan así que quizá no soy del todo objetiva.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...