martes, 30 de julio de 2013

¡Lobezno ha vuelto!



Nada más llegar de las vacaciones, apenas descansé y aproveché para ir a ver “Lobezno inmortal” porque le tenía muchísimas ganas. Así que hoy no habrá adelantos de cine aquí, aunque siempre encontraréis algunos en la página del Facebook, a la cual podéis acceder desde aquí. Y sin querer extenderme demasiado, os voy a dejar con la crítica sobre la película, para todo aquel que aún no la haya visto.

“Lobezno inmortal” es la nueva película que la compañía Marvel saca a la luz sobre el famoso personaje de la serie X-Men. Dirigida por James Mangold, cuenta con Christopher McQuarrie y Mark Bomback como guionistas de la misma. Y entre su reparto, encontramos al siempre temido Hugh Jackman acompañado de Famke Janssen, Will Yun Lee, Brian Tee y Hal Yahamouchi.





La nueva secuela de Lobezno, nos presenta a Logan buscando respuestas dentro de su pasado, mientras se adentra en el mundo del crimen organizado en Japón. Todo debido a que salvó la vida de un hombre en el pasado y ahora le ofrece al propio Lobezno volverse mortal para dejar de sufrir una soledad inmerecida.

La saga de X-Men siempre revive con cada película que se crea de un personaje de la misma y Lobezno es una prueba de ello. Después de una película de presentación como fue “X-Men Origins: Lobezno” que nos dejó una buena sensación ahora nos encontramos esta secuela que consigue estar más que a la altura de la anterior. La película me ha gustado bastante, sobre todo porque a pesar de ser larga, no se te hace eterna. Es una de esas películas en las que no vas mirando el tiempo, simplemente te sumerges en la historia y dejas que te vaya guiando hasta el final de la misma.

En esta nueva entrega, vemos a un Lobezno que está más derrotado que nunca, debido a los hechos ocurridos en “X-Men 3” y cómo todo ese peso cae sobre sus hombros de una manera agotadora. Es un rasgo que estoy viendo en casi todas las películas, que ya he comentado aquí y que me gusta mucho... ¡El personaje dotado de sensibilidad, más humano, más cercano al espectador! Atrás queda el héroe que apenas sufre, que jamás llora y muchísimo menos recuerda. En Lobezno encontramos la tónica que se ha seguido con James Bond, Superman, Star Trek e incluso con el siempre mordaz Iron Man. Sin duda, es la mejor forma de acercar al espectador a la película, dejar que se incluya dentro de todas esas emociones que giran alrededor del protagonista.



“Lobezno inmortal” muestra ser una película muy bien cuidada, dándonos una estética de Japón, sumergiéndonos en su cultura de una manera sencilla de entender. La ambientación quizá desentone con la primera película sobre el personaje, pero se termina comprendiendo y da paso a todo lo que vendrá por parte de Marvel. Con sinceridad, creo que el director ha hecho un buen trabajo y se ve recompensado al final de la misma. Como casi todas las películas de este estilo, tenemos escenas de acción, podemos ver a Lobezno bastante gruñón, disfrutamos con las pequeñas pullas que se dejan ver y nos encontramos con un breve romance. Típico, pero para nada aburrido y eso es un punto a favor.

Hugh Jackman vuelve a meterse en la piel de Logan, creando un personaje torturado, que siempre raya la mala leche. La actuación del actor australiano es brillante como todas sus apariciones como lobezno, aunque he notado que en esta nueva secuela, el actor enseñaba muchísimo más cuerpo. Guiones aparte, sé que más de una fan se habrá vuelto loca ante semejante cuerpo y no es para menos. Un actor que vuelve a dar la talla y cambia de registro después de verle en “Los Miserables”. El resto de los actores confieren a la película una ambientación más que aceptable, haciendo creíbles sus acciones y dejando que la película siga su ritmo.



El buen guión de la película se funde con las actuaciones de los actores. Dejando esto claro, encontraremos escenas de acción que aceleran la historia, nos hacen avanzar de una forma enérgica y conseguir que no nos durmamos en el trayecto. Ambientación perfecta, música más bien aceptable  y una dirección que se nota. Quizá para los “espectadores” casuales, no sea una gran película, pero para los fanáticos de los superhéroes es una película que merece la pena verse en el cine. Sin querer desvelar nada, si aún no la has visto, quédate al final de los créditos. Una escena muy buena que nos muestra todo lo que Marvel está apunto de sacar del horno y viene pisando con título propio. Solo te pondré el título y sabrás perfectamente bien de qué hablo. “X-Men: Días del futuro pasado”.

El año que viene volveremos a ver a Hugh Jackman interpretando al siempre malhumorado Lobezno y aún quedará por ver si los de Marvel son capaces de arriesgarse con una tercera película sobre el X-Men más deseado de toda la saga. Por el momento nos quedamos con sus garras, su ceño fruncido y esos músculos que marcan la camiseta. Id a verla si sois fans, tanto de los X-Men como de Hugh Jackman, porque no os va a decepcionar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...