jueves, 7 de noviembre de 2013

Qué grandes recuerdos con "Árboles y Flores"



¡Vivan los cortometrajes! Siempre he intentado recordar cuál fue el primer corto que vi y por fin os voy a poder dejar el primero que vieron mis ojos. Hace muchos años me regalaron, imaginad cuando yo era pequeña, una cinta con un montón de cortometrajes que fueron de los mejores que recuerdo. Y siempre he pensado... ¿Por qué siempre os traigo actuales? ¡Ya es hora de que os deje viejos clásicos! Así que todos los que circulen por Internet, los tendréis por aquí y el primero de ellos es “Árboles y Flores”.



Burton Gillet nació el 15 de octubre de 1891 en Elmira (Nueva York) y desde pequeño supo que su gran pasión era la animación. Después de muchas andanzas por la vida consiguió su gran oportunidad en 1929, justo cuando Walt Disney le otorgó la la mejor ocasión de su vida y le dejó producir una serie de cortometrajes que acabaron siendo ganadores de los Oscar. Su principal tarea dentro de la compañía era la animación para estos cortometrajes, pero la vida daría muchas vueltas para este director y animador.

Tras los éxitos conseguidos en Walt Disney fue contratado por los estudios Van Beuren donde trabajó la técnica de los tres colores, dirigiendo el corto “Molly Moo-Cow” y consiguiendo crear personajes en varios colores como es el gato Felix. Su carrera fue avanzando hasta que en 1936, Burt Gillet volvió a Disney donde terminaría su carrera, ya que en 1940 dejó el mundo de la animación para dedicarse a otras metas.



Entre los muchos éxitos que consiguió en su primera etapa con Disney destaca un primer cortometraje conocido como “Los Tres Cerditos”, que fue producido en 1933 y que le catapultó a la fama absoluta. Pocos saben que antes, justo el año anterior, también produjo “Árboles y Flores” que se consagró cómo primer cortometraje animado que ganó un Oscar. Como muchos sabréis, fue en el año 1932 cuando se creó esta categoría y desde entonces nos ha dejado vídeos espectaculares que son dignos de ver siempre.

“Árboles y Flores” se estrenó el 30 de julio de 1932 y nos cuenta la historia de un árbol rencoroso que tras ver el amor que se profesan dos de ellos decide crear un fuego que acabará trayendo terribles consecuencias para todos aquellos que viven en el bosque.


Este cortometraje fue el primero que se presentó a la categoría de “Mejor Cortometraje Animado” en los Oscar y consiguiendo el galardón. De hecho, Disney lo produjo primeramente en blanco y negro ya que era la técnica más utilizada en aquella época. Sin embargo, viendo las buenas pruebas que estaba consiguiendo Herbet Kalmus con el Technicolor a tres bandas, decidió desechar ese corto y teñirlo de color. Un gran acierto por parte de la compañía, ya que supuso una innovación dentro del mundo de la animación y fue el inicio de una gran colección de ellos que acabó consiguiendo una fama mundial.

En cuanto a la opinión de hoy... Creo que en esta ocasión va a ser totalmente diferente. Sigo pensando que todos los cortometrajes tienen un mensaje oculto, éste no es la excepción y lo contaré en breves palabras. Pero tengo que reconocer que he sentido una abierta nostalgia al ver este corto de nuevo, me ha recordado esas tardes que pasaba en mi casa delante del televisor, disfrutando de la animación en estado puro. ¡Y eso que en aquella época ni siquiera sabía lo que era un cortometraje! Emocionada de poder mostraros estos y muchos otros que llegarán. ¡Eso os lo prometo!



¿Sabéis lo mala que es la envidia? La mala sangre, las personas que no saben disfrutar de la felicidad de los demás, acaban convirtiéndose en seres viles que destrozan la armonía de los que están a su lado. Es fácil ocultarse en el rencor, intentar destrozar las fantasías de los demás, pero todo en esta vida también tiene sus consecuencias. Las malas acciones también se pueden volver contra nosotros y podemos sufrir en nuestras propias carnes todo el dolor que podríamos haber causado.

Pero más allá de eso, creo que este cortometraje también trata sobre un tema importante y que en España sufrimos cada verano. Los incendios son como el pan de cada día en la época de calor. Bien por la inconsciencia de las personas o por la acción de la naturaleza. Este cortometraje nos cuenta cómo de peligroso puede ser jugar con el fuego, lo rápido que se puede extender y las vidas que se podrían haber perdido en el proceso. Porque más allá de lo que se piense, las plantas son seres vivos y también hay que respetarlos.

Espero que disfrutéis mucho del cortometraje, al menos tanto como yo y si alguno ya lo había visto que recuerde esos buenos momentos. ¡Que paséis un gran fin de semana y os quiero con una gran sonrisa en el rostro!


4 comentarios :

  1. Que bonitas imagenes de este corto,la expresion,la accion,los movimientos....la fantasia....se nota su antiguedad, pero siempre con el sello de este gran Rey Mago...y las enseñansas que deja en cada corto,en cada dibujo...Es lo que se "ve" en este lindo cortometraje

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marilí!!!

      Hoy no os he podido dejar corto, pero lo dejaré el domingo sin falta y quizá sea más bien una noticia de cortos jajajaja.

      Sí, es el primer corto que ganó los Oscar y la verdad es que deja un recuerdo en la memoria... Eso es lo más especial de los cortos... Que siempre nos dejan una moraleja detrás jajajaja

      Besazos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Había olvidado totalmente este corto y muchos otros de mi infancia que he recordado ahora al leer la entrada. Tenía ese corto, su música, su imagen... grabados en mi mente, pero en un cajón oculto que no he recordado hasta ahora, y sin embargo, al verlo de nuevo, he recordado cada momento y sensación que sentí entonces.
    Mi padre me compró un VHS llamado "Los tres cerditos y otros oscar de Disney", y venían cortos como "Flores y árboles", "La liebre y la tortuga" o "El toro Fernand". Ahora me siento nostálgica al recordarlos todos, muchas gracias por hacerme recordar una parte de mi infancia que había apartado.

    Este corto en concreto me encanta por la tranquilidad, serenidad y perfección que hay al principio: todos las plantas y animales haciendo música, el árbol intentado conquistar al árbol femenino... y sin embargo luego llega la envidia, la maldad y el odio representado por el tronco seco, y logra romper toda esa serenidad y crear una tragedia, aunque al final sólo se termina perjudicado él, pues todo vuelve a la tranquilidad del principio, y esa situación de drama solo logra que los dos árboles terminen enamorados y casándose. Adoro Disney y todas sus creaciones.

    Bueno, me encanta tu blog, así que te empiezo a seguir. Me gustaría que te pasaras por el mío a ver qué te parece :) Un abrazo, Andrea ^^

    Blog: noches-de-nostalgia.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Andrea!!

      Qué maravilloso comentario que me has dejado!!!! Yo también tenía esa cinta de VHS y creo que de ahí me viene la afición por los cortometrajes... Coincido completamente contigo y el corto es simplemente perfecto. Hay que entenderlo en el contexto de su época, pero creo que ha sido una de las grandes obras de Disney y pocos pueden decir lo contrario sobre ello.

      A mí Disney me gusta, crecí como niña Disney y reconozco que es una maravilla todo lo que pueden hacer. Seguro que vas a ver muchos más de esos cortometrajes por aquí.
      Ahora mismo me paso por tu blog ;)

      Muchas gracias por comentar y siento que mi comentario no sea tan extenso como el tuyo.

      Besos!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...