martes, 23 de septiembre de 2014

Espía con "The Americans"



¡Bienvenidos a mis lunes de serie! No, no es que me crea una estrella de la televisión porque todos sabemos que no lo soy, pero por aquí dejo que aterricen las críticas de mis series favoritas, sus adelantos y en definitiva todo lo que tenga que ver con ese mundillo. El verano me ha dado para mucho y aún así me he dejado muchas cosas en el tintero. Sin ir más lejos, hoy voy a hablaros de “The Americans”, una serie que ha captado mi atención desde el principio.

ESTA ENTRADA CONTIENE SPOLIERS DE LA ÚLTIMA TEMPORADA ASÍ QUE NO LEAS SI NO LA HAS VISTO. 




Reconozco que comencé a verla porque una amiga había oído hablar de ella, pero una servidora no puede resistirse a las intrigas entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Digamos que ha sido un tema que me ha mantenido muchas horas pegada a los libros y muchísimo más cuando se concentra exclusivamente en la Guerra Fría. 

La serie nos cuenta la historia de una pareja rusa que es enviada a Estados Unidos, pero nadie sabe que realmente son rusos y se comportan como la típica familia capitalista con su casita blanca. Una cara para sus vecinos y otra muy distinta por la noche cuando se convierten en espías.

La primera temporada nos situaba en el contexto de la serie, nos mostraba las interacciones entre la pareja protagonista y nos relataba cómo de “secreta” podía ser la Guerra Fría. El final de la primera temporada fue impresionante, dejando a una servidora con la boca abierta y menos mal que la segunda temporada ya estaba estrenada.



La segunda temporada nos mantiene en tensión desde el minuto uno, sobre todo porque las cosas empiezan a complicarse para Elizabeth y Phillip que no ven cómo compaginar su trabajo como espías y el cuidado de sus hijos. Pero por si eso no fuera todo, el asesinato de unos amigos suyos consigue complicar las cosas y sumirles en un desconcierto donde ambos se plantean hasta dónde están dispuestos a llegar.

Y mientras contemplamos cómo la relación entre Elizabeth y Phillip para por sus altos, pero también sus bajos nos vamos emocionando con el triángulo amoroso formado por Nina, Stan y Oleg. Jugar con fuego siempre provoca quemaduras y parece que Nina lo ha comprobado en sus propias carnes.

Ha sido muy difícil ver cómo Stan renunciaba a ella, anteponiendo su trabajo en el FBI y sabiendo que posiblemente a ella le esperaría la muerte al llegar a Rusia. ¿Por qué? Traicionó a su país, lo asumió con resignación e intentó compensar esa falta tan grave que había cometido. ¿Sería posible que volvamos a ver a Nina más adelante? Lo dudo mucho…

El último capítulo ha estado lleno de sobresaltos para los protagonistas y también para todos los espectadores. Ver a los Jennings huir de su residencia por temor al asesino que les persigue, ver cómo los amigos van cayendo y la imposibilidad de conseguir los avances de Estados Unidos parecen estar pasando factura.



Pero la verdadera brecha se abre ahora, justo en el final de temporada y con las palabras que Elizabeth le dice a Phillip. Nadie puede negar que Paige ha ido tomando protagonismo de una temporada a otra, se ha dejado sentir su espíritu pacifista y se ha dado cuenta de que sus padres esconden más de lo que parece. Y todo eso la ha conducido a comportarse rebeldemente, recibiendo castigos y palabras duras de sus dos progenitores.

Y por si esta amenaza no fuera suficiente, tanto Phillip como Elizabeth descubren que Moscú está detrás de sus hijos y quiere unirlos a sus filas para que luchen en el bando de su país. Algo que les horroriza al principio, pero que crea una diferencia de opiniones en los dos y es que Elizabeth acaba sucumbiendo a la idea. ¿Y si fuera la solución para Paige? 

“Eso la mataría”, creo que las palabras de Phillip dejan bien claro que su hija no sería del mismo pensamiento, no la veo empuñando un arma para conseguir un fin, pero los jóvenes pueden sorprender a cualquiera. Y todos nos hemos quedado con cara de bobos, esperando saber mucho más y preguntándonos si realmente esa será la solución o más bien la condena.

“The Americans” es una serie que engancha desde el principio, quizá cuesta entenderla al principio porque hay que situarse y pueden llegar a ser muchos personajes al inicio. Pero todo se acaba simplificando, te van introduciendo tan gradualmente que pronto acabas pensando, justo como lo hacen los protagonistas.

Unas interpretaciones brillantes, cambios de disfraz realistas y que deben llevar muchísimo tiempo. Solo merece la pena por ver cada nuevo rostro, por pensar en qué se convertirán los dos protagonistas principales y cuándo su querido vecino del FBI se entere de que los espías que persiguen viven al cruzar la calle.

¿Lo esperarías? ¿Has vista la serie? Desde este blog nos encantaría saber tu opinión y no dudes que encontrarás todos los adelantos, no solo en Facebook sino también en Twitter y en Google +.

1 comentario :

  1. También sigo esta serie y sencillamente es espectacular. La manera que tienen de mezclar las tramas, de avanzar con los personajes y además engancharte.
    Esta segunda temporada mejoró muchísimo a la primera, es una serie que al principio cuesta pillarle el ritmo pero una vez que ves capítulo a capítulo no te das cuenta y pluf, acabó.

    Queda poquísimo para ver la tercera temporada y me estoy mordiendo las uñas. ¿Qué pasará con Paige? Buuuffff cuando se entere de la verdad... Que tiemblen Elizabeth y Philip :O

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...