lunes, 5 de enero de 2015

¡Ríos de sangre para "Boardwalk Empire"!




¿Cuántas series nos han dejado para siempre en 2014? Muy tarde para plantearnos esa reflexión, pero os aseguro que han sido unas cuantas y yo hace poco he terminado de ver una que fue un verdadero descubrimiento. HBO se caracteriza por hacer series de calidad, con pocos capítulos y que enganchan desde el principio. Hoy me toca hablar de “Boardwalk Empire” y despedirme del mafioso de Atlantic City.

NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS VISTO LA ÚLTIMA TEMPORADA DE LA SERIE




“Boardwalk Empire” podría considerarse una serie rara donde las haya. Centrada en la época de la Ley Seca en Estados Unidos, nos contaba las peripecias de todo el abanico de delincuentes que poblaban el país, y nos permitía ver que el negocio se repartía entre italianos, irlandeses, judíos y demás.

La quinta temporada de la serie era la última que nos iba a mostrar HBO, donde la historia había tomado un rumbo completamente distinto al de temporadas anteriores y nos presentaba a los personajes en escenarios muy diversos. ¿Y cuál ha sido la gran trama central? La juventud de Enoch Thompson o más conocido como “Nucky” Thompson.

Nunca habíamos visto mención a nada que tuviera que ver con su pasado, lejos de las cosas que él mismo había contado a lo largo de todas las temporadas y ahora descubríamos parte de su vida que se entrelaza con la del presente. Una simbiosis perfecta que nos guía hacia el final definitivo de la serie y que nos muestra porqué todo acaba siempre de la misma manera.

Una serie sangrienta desde el principio donde apenas tienes tiempo de encariñarte con un personaje, dado que puede acabar muerto en cualquier capítulo sin necesidad de pistolas porque también nos valen los cuchillos o los machetes, y “bye bye” villano de la serie. Durante los 8 capítulos de esta temporada, hemos podido ver correr ríos de sangre que unían Nueva York, Cuba, Chicago o Atlantic City. 




El alcohol seguía siendo el telón de fondo para esta serie, pero también las rencillas entre los líderes mafiosos y las ansias de poder de cada uno de ellos. Una guerra entre “bandos” completamente opuestos y que quería controlar una única cosa al mismo tiempo. ¡Malditos años donde la muerte poblaba las calles! 

No podría contar con los dedos de las manos la cantidad de personajes que he visto morir, pero voy a hablar de aquellos que me parecen más significativos y que en el fondo habían cavado su tumba desde el mismo momento de aparecer.

Nelson Van Alden había sido policía, pero había acabado convirtiéndose en el tipo de calaña que estaba intentando detener y al final acabó muerto en el despacho del propio Capone; Arnold Rothstein aparecía muerto desde el inicio de la serie y Nucky perdía a uno de sus más acérrimos aliados; Albert “Chalky” White que moría tiroteado a manos del hombre que acabó con todo el imperio que tenía en Atlantic City.

Os aseguro que muchos más han sido los que han poblado las calles de cadáveres, que han perdido la vida en esta serie perfecta que nos muestra el recorrido no solo de un gánster sino de varios y nos muestra una pequeña ventana al pasado donde la diversión se mezclaba con la muerte bailando danzas hasta altas horas de la noche.

El capítulo final de “Boardwalk Empire” ha sido una fusión entre lo que fue y lo que es. A través de la vida de Nucky, nos damos cuenta que el esfuerzo no siempre es recompensado y que nuestras acciones de antaño pueden dirigir nuestro camino en el futuro. El jefe de Atlantic City está dispuesto a dejarlo todo, largarse a un lugar tranquilo y posiblemente acabar sus días en paz. (Si es que eso todavía es posible para alguien como él). 




Da una última ayuda a su hermano para que encarrile su vida y vuelva con su esposa e hijos; tiene un encuentro con Margaret Thompson, que sigue siendo su mujer y a la que después de tanto tiempo ha ayudado otra vez; e incluso tiene tiempo de ir a ver a Gillian Darmody aunque no pueda ayudarla tanto como ella quisiera.

Nucky está seguro de haber zanjado todos los temas que tenía pendiente, pero el pasado siempre nos encuentra para pedirnos cuentas de lo que hicimos y eso es justo lo que le ocurre al señor Thompson. Asesinado por Thomas Darmody, hijo de “Jimmy Darmody” que a su vez fue asesinado por el propio Nucky, y que además es nieto de Gillian Darmody. ¿Y por qué esto es tan importante? 

Porque tal y como podemos ver en los recuerdos de esta temporada fue el propio Nucky, quién entregó en bandeja de plata a Gillian para que el Comodoro pudiera abusar de ella (de ahí nació Jimmy Darmody) y se iniciara el ciclo de violencia dentro del propio Thompson. Un muchacho que siempre había intentado hacer lo corrector, trabajar lo más duro posible y con esta simple acción cayó en la espiral que acabó con su propia muerte.

Tiroteado por el nieto de la chica que quiso proteger, que había trabajado para él durante toda esta temporada y con los federales ante visión antes de exhalar su último aliente. Un final muy adecuado para un mafioso que se dedicó a derramar sangre mientras servía vasos de alcohol a todos. El Rey de Atlantic City que murió en el mismo paseo que le había visto crecer y que dijo adiós de la única forma que sabía.

No sé cuántos de vosotros habréis visto esta serie, pero quien no se haya decidido todavía se la recomiendo encarecidamente, no solo por las actuaciones que son fantásticas sino sobre todo por la historia que cuenta. La forma de entrelazar la vida de cada uno de ellos y darles el final más apropiado en cada momento.

Mi valoración de la serie 




Create your free online surveys with SurveyMonkey , the world's leading questionnaire tool.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...