lunes, 2 de febrero de 2015

¡Bienvenidos al circo del horror!



¡American Horror Story: Freak Show ha llegado a su fin! Una serie más que ha terminado para mí este año, pero no os asustéis que me refiero solo a la temporada y no porque haya quedado definitivamente relegada. ¡Aquí tenéis mi opinión sobre ella y en especial el final que he podido ver este fin de semana! 

“American Horror Story” es una de esas series que o te engancha o la dejas definitivamente porque no va con tu estilo. No os dejéis engañar por el título, a pesar de que intente imprimir cierto horror en el espectador con él, debo decir que pocas han sido las temporadas que hayan conseguido asustarme y parece que poco a poco se va edulcorando un poquito.

¡NO LEER SI NO HAS VISTO LA CUARTA TEMPORADA DE LA SERIE PORQUE CONTIENE SPOLIERS!



“Freak Show” comenzaba muy bien la temporada porque era un argumento nuevo, donde el espectador tenía que conocer personajes nuevos y una historia que contaba con el “monstruos” como eje central. Un circo repleto de personas con algún tipo de deformidad, que habían encontrado una familia y en principio se protegían entre sí.

Envolviendo toda esa trama nos encontrábamos con otra historia, esta vez centrada en un payaso asesino que iba matando a todo aquel que encontraba a su paso, y que finalmente desapareció en la noche de Halloween para dejarnos con una serie un poco coja. ¡Y eso que nos había quedado Dandy! Un asesino psicópata que nos puso los pelos de punta capítulo sí y capítulo también.

Esta nueva temporada ha sido mucho mejor que la anterior, al menos te podías sorprender con las cosas que ocurrían y el final ha sido mucho más satisfactorio aunque ninguna logra superar a “Coven”. ¡Al menos por el momento! La historia fue derivando en la muerte de los “freaks” a manos de un hombre, que no solo disfrutaba matándolos o ordenando que lo hicieran, sino exponiéndolos en un museo.

Esa ha sido la parte más aburrida que hemos tenido que soportar porque era muy cansino, a pesar de que los guionistas intentaban dar varios giros para provocar situaciones ingeniosas, solo han conseguido aburrir lentamente para sorprender con muertes más que predecibles. ¡Menos mal que todo puede mejorar! Y que la presencia de Dandy creaba en el espectador una necesidad de saber cuál sería su siguiente locura.

El circo montado por Elsa Mars se iba quedando poco a poco sin sus “freaks”, pero además Jimmy caía presa del alcohol tras la muerte de su madre, pero también al descubrir quién era su verdadero padre. Mal camino augurábamos todos para este muchacho y también para todos sus compañeros de escenario.




Y aún así, el final ha sido satisfactorio aunque haya estado un poquito edulcorado para lo que tendría que ser y por el contrario no lo desmerece en ningún aspecto. Todo comenzaba con la marcha de Elsa Mars, que dejaba el circo en manos de Dandy tras exigirle una suma de dinero y buscaba su gran oportunidad en Hollywood.

Dandy, tras sentirse rechazado por todos los “Freaks” decide acabar con ellos a punta de pistola, no dejando a títere con cabeza y encima colocándolos en el escenario como si se tratara de una función. Algo que enfureció a los únicos supervivientes, siendo Dott y Bette las encargadas de engañarle para apresarlo.

¿Y cómo acabó el niño rico? Esposado a un tanque de agua desde donde Jimmy, Bette, Dott y Desiree le veían morir como el gusano que era; por otro lado, veíamos que la vida de Elsa había cambiado tras su llegada a Hollywood y donde la fama la había sumido en una soledad devastadora. ¡No siempre los sueños nos hacen felices aunque nos gustaría que fuera así! 

Cansada de toda la falsedad, sabiendo que el gran amor de su vida moriría en un mes aproximadamente y que aquel vídeo que se grabó en Alemania había salido a la luz... Solo le quedó actuar para que el fantasma de la noche de Halloween se la llevara. A cambio, consiguió llegar a un “cielo” donde la esperaban todos los “freaks” que habían perecido y donde los rencores habían quedado olvidados.



A la vez, veíamos que Desiree había conseguido casarse para formar una perfecta familia y que Jimmy había caído finalmente bajo el influjo de las gemelas que estaban embarazadas de él. Un final que como decía anteriormente, puede considerarse un poquito edulcorado y falto de horror en sus minutos finales.

La temporada de “American Horror Story” no ha estado del todo mal porque ha tenido momentos muy buenos, contando con grandes actores que ya habíamos visto como Jessica Lange, Evan Peters o Sarah Paulson, pero también hemos tenido a Matt Bomer o Neil Patrick Harris que han encarnado personajes durante esta nueva entrega de la serie.

“Freak Show” ha sido menos monstruosa de lo que yo había esperado, donde las muertes han sido muy macabras aunque no han terminado de hacer germinar un miedo, que pueda dejarte con la boca abierta en cualquier momento. Buen final, temporada pasable y una continuación que espero recupere el espíritu de “Coven”.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE



Create your free online surveys with SurveyMonkey , the world's leading questionnaire tool.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...