lunes, 30 de noviembre de 2015

Volvemos con "Les Revenants"



Nunca os he reseñado la primera temporada de "Les Revenants", sobre todo porque por esa época este blog no existía y no había tenido la opción de poder hacerlo. No sé cuántos de vosotros la conoceréis, la habréis visto y os habréis perdido con ella, pero hoy quiero dejaros mi impresión de la segunda entrega.

(CONTIENE SPOLIERS DE LA 2ª TEMPORADA)


Cuando digo años me refiero a eso... ¡Años! Los niños de "Les Revenant" ya han crecido y no son esos pezqueñines que habíamos visto en la primera temporada. Algo que no resultaría raro si no fuera porque son muertos y que yo sepa los muertos no crecen. Digamos que ese puede ser el punto de partida de lo increíble convirtiéndose o intentando convertirse en creíble.

El final de la primera temporada nos dejó algo fríos porque los "muertos" comenzaron a comportarse raro, la presa volvió a romperse convirtiéndose en desastre y algunas personas "vivas" se fueron con los "muertos" hacia no se sabía muy bien donde. Y ahí es justo donde nos encontramos.

Los militares han tomado ese pequeño pueblo francés, que da miedo todo hay que decirlo, e intentan controlar la situación. Los "muertos" se han marchado o al menos los que estaban antes. ¿Cuál es el problema? Pues que sigue llegando más gente que murió o fue asesinada y la población está dividida.



Por un lado tenemos a Lena, que intenta sin éxito encontrar a su madre y a su hermana Camille, mientras su padre parece abandonarse a la locura. Por otra parte, tenemos a Adèle que espera un hijo de Simon, su primer amor que está muerto y que la ha dejado embarazada, y parece más que dispuesta a deshacerse del niño. Y por último, tenemos a Pierre que dirige la "Mano Tendida", una organización en contra de los "muertos".

Y al otro lado, tenemos a Claire que se marchó con su hija Camille y que teme lo que los nuevos "muertos" pueden hacerle. También tenemos a Julie que se marchó con Victor, el niño que ha aprendido a querer como suyo y del que no quiere separarse por nada del mundo. Y además, tenemos a Lucy y Simon que buscan su andadura personal queriendo hacerse con el hijo de Adèle.

Esta temporada ha sido mucho más lenta que la anterior, quizá con menos acción de la que realmente esperábamos y con demasiadas lagunas al final. Es cierto que sigue siendo interesante, pero a medida que ibas avanzado sentías que tenías más preguntas que respuestas, y en determinados puntos podrías pensar que era algo pesada.

Es cierto que el final de la temporada nos ha resuelto muchas cosas. Nos ha mostrado la relación que existe entre muchos personajes, nos ha presentado otros que son nuevos e innovadores y sobre todo, nos ha contando porqué todas las personas que murieron han vuelto.



Pero sigue quedando la incógnita de Victor, qué es o quién es para tener tanto poder, para tener la posibilidad de revivir a tanta gente en un impulso por salvar al que consideraba su padre. Si él está muerto, cuándo murió realmente y porqué predice la muerte de tantas personas y tantas catástrofes.

En el final tampoco nos ha quedado claro el papel de Adèle, que sobreentendemos que ha muerto junto con Simon y ahora viven los dos felices y contentos. Pobre Chloe que se ha quedado sin madre, sin padre y también sin hermano. Imaginamos que se habrá quedado con Claire, Jérôme y Lena, pero no se queda nada claro.

Y Victor parece que vive feliz con Julie después de haber conseguido devolver a su lugar a todos los que volvieron de entre los muertos. Pero ese grito del niño corta el aliento del chico y es que Lucy deja al niño de Adèle con una familia. ¿Por qué? ¿Qué la lleva a eso? Es cierto que la historia nos ha resuelto dudas, pero nos ha dejado muchas más de las que teníamos y eso no termina de ser bueno.

Máxime teniendo en cuenta que se suponía que iba a ser la última temporada de la serie y que ha visto truncado su final porque la cadena quiere una tercera temporada. Quizá deberían darle un poco más de dinamismo, que se entienda el porqué de lo que se hace y porqué se actúa de esa manera.

Ocho capítulos que podían haber sido más entretenidos de lo que realmente han sido, pero que continúan con una historia atrapante y que resuelve algunos misterios, pero no todos. Investigaré sobre la tercera temporada, pero esperemos que no tarden tanto como con la segunda porque...

¿Cómo van a explicar que los niños "muertos" se han convertido en adultos? 
Les Revenants regresa como sus protagonistas de entre los muertos, no cautiva tanto como su primera entrega, pero se deja ver y mantiene el intriga del espectador aunque a veces desconecte un poco.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


Cree su propia encuesta de comentarios de usuarios

1 comentario :

  1. Hola, esta serie no pinta nada mal, tengo curiosidad por ver que nos ofrece...

    Besitos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...