lunes, 22 de agosto de 2016

Don Draper nos acerca el final de Mad Men



Últimamente solo hablo de series que acaban para siempre y que no volveré a ver hasta dentro de mucho tiempo. Ahora le ha llegado el turno al hombre de negocios, al dueño de la publicidad y que lleva por nombre el de Don Draper. Aquí os dejo mi impresión sobre el final de "Mad Men".

Don Draper no empezaba bien su temporada final después de ser apartado de su puesto y casi echado del mismo para siempre. No queriendo parecer derrotado decide no decirle nada a Megan, su mujer que permanece en Los Ángeles, y decide mantener la fachada. Al menos hasta que se hace insoportable.




Ya no es solo la ayuda que quiere proporcionar a la sobrina de la que fue su "mujer ficticia" sino todas las mentiras que ha soltado. Megan decide divorciarse de él justo en el momento en el que Don decide volver al trabajo. Pero ya no es el jefe máximo sino que tiene que trabajar más que el resto. Ahora empieza desde cero.

Todos los que una vez fueron sus compañeros y amigos ya no le quieren en la empresa. Solo Roger recuerda los buenos momentos y busca incluirle en la agencia. Apenas ve a sus hijos, su hija casi no quiere ni verle y encima está intentando dejar de beber. ¿Se puede tener una vida más miserable?



Pero Don Draper sabe cómo comportarse y cómo sobrevivir. Pronto vuelve a escalar posiciones y se sitúa en su puesto de trabajo habitual. Justo en el momento en el que McCann está pensando en comprarles. Y seamos sinceros, es lo que todos estaban esperando y deseando desde el principio.

Pero en los últimos capítulos comprobamos que no todo acabará bien. Betty es diagnosticada de cáncer y sabe que va a morir; Joan no termina de adaptarse a McCann, Peter parece el único feliz junto a su familia; y Don ha desaparecido del mapa como viene siendo habitual.



Inexorablemente nos acercamos al final de todo. Cada personaje se sitúa en su casilla de salida y descubrimos a qué están dispuestos a renunciar. El final no ha estado del todo mal, lo suficientemente cerrado como para estar conforme y con una trama abierta. Sí, porque no nos queda claro si Don vuelve al mundo de la publicidad o no.

Lo que está claro es que nada volverá a ser igual. Cada uno a luchado por lo que es suyo o lo que creen que merecen. Unos han atesorado el amor como Peggy o Peter; otros como Joan han decidido dejarlo relegado; Roger ha pasado a vivir la vida loca y Don... No sabemos lo que habrá hecho.

Pero ese anuncio de Coca Cola al final de todo nos da una buena idea de lo que puede haber pasado y lo que todos imaginamos. Que el experto en publicidad vuelve a casa y hace el mejor anuncio de su vida. ¿Será verdad? Solo el tiempo y Don Draper lo saben.

VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...