lunes, 23 de enero de 2017

Escalando hacia el poder con "House of Cards"



Siempre me ha gustado la política y más si es en Estados Unidos. ¡Impresionante, maquiavélico y demoledor! Creo que solo puedo describir así la serie de Netflix que me tiene muy enganchada. ¡Vamos con ello!

"House Of Cards" es una serie que sorprende desde el principio hasta el final. La segunda temporada empezaba con la muerte de Zoe Barnes a manos de Frank Underwood y además se iba de rositas como se suele decir. Creo que todos nos quedamos impactados con esa escena pero mucho ha llovido desde ese momento.

¡CUIDADO! CONTIENE SPOLIERS DE LA 2ª TEMPORADA




Frank no solo ha sido implacable a lo largo de esta temporada sino que ha dejado caer todo su peso y eso le ha recompensado sobradamente. Pero también le hemos visto sufrir, la preocupación cruzando sus rasgos, sobre todo en la recta final de la temporada. ¡Qué subidón de adrenalina!

Frank ha ido ganando terreno poco a poco, convirtiéndose en Vicepresidente de Estados Unidos, haciéndose amigo del Presidente de los Estados Unidos y creándose más de un enemigo por el camino. Porque Raymond Tusk no se lo ha puesto nada fácil y ha iniciado una guerra que finalmente ha perdido.

Claire, la esposa de Frank, ha sido otro de los puntos decisivos de esta temporada. Primero sale a la luz su violación, después el aborto que se practicó y por último, su relación con Adam que apunto está de hundir su reputación y también la de su marido. Pero ambos han sabido mantener el tipo.



Mucho más que eso porque Meechum se ha convertido en parte de la pareja e incluso podría considerarse que está muy cerca de ambos. ¿Os imagináis cómo? Pero más allá de esto, la pareja busca la presidencia y no se detendrán ante nada y ante nadie. Ni siquiera dudarán cuando la justicia intente caer sobre ellos.

Y así, Frank acaba metiéndose en un berenjenal sin casi saberlo o más bien consciente de ello. Su lucha con Raymond Tusk ha sido dura, ardua y casi le cuesta el puesto. Pero se ha metido al Presidente en el bolsillo y consigue lo que quiere. Raymond traiciona a Garreth, el Presidente de los Estados Unidos, y su popularidad cae en picado.

Mientras tanto, nuestro querido amigo Stamper se ha  dedicado a perseguir a una mujer que ya debería estar muerta. La obsesión que siente por ella le nubla el juicio, tanto que hasta Frank se ha dado cuenta, y no puede menos que lanzarle un ultimatum. Pero eso es lo peor que podía hacer.



Stamper se siente en la obligación de acabar de una vez por todas con esa "distracción" y al final es él quien acaba en el suelo. Ahí le vemos, sangrando sobre un lecho de hojas caídas tras el otoño. Y nos dejan con la duda de si vivirá o morirá irremediablemente a causa de sus lesiones.

Y mientras esto ocurre, el Presidente de los Estados Unidos decide renunciar a su cargo y traspasárselo a... ¡Sorpresa, sorpresa! Frank Underwood es el elegido al ser el Vicepresidente de los Estados Unidos. Vemos cómo jura su cargo con solemnidad y mucho aplomo. Sabemos que empieza su mandato aunque no sabemos cómo de duradero será.

"House Of Cards" cierra su temporada con un impresionante final y una certeza para nosotros. En la política no valen los escrúpulos. Hay que ser un tiburón dispuesto a destrozar a su presa y dejarlo sin sangre en el cuerpo. Así es Frank Underwood y no me quiero imaginar cómo será como Presidente de la mayor superpotencia del Mundo. ¿Vosotros sí?


VALORACIÓN DEL RINCÓN DESASTRE


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...