lunes, 3 de abril de 2017

Plena tensión en el final de "Orange Is The New Black"



¡Terminadas dos series! Curiosamente las dos son de Netflix y no es que me hayan entusiasmado demasiado. Soy una firme defensora de sus series pero hasta yo sé que hay límites en algunas cosas. ¡Allá vamos!

"Orange Is The New Black" empezó muy bien pero ha ido bajando poco a poco y las últimas tramas no están siendo demasiado entretenidas. La temporada empezaba de una manera muy aburrida, viendo cómo Piper  perdía todo su negocio, se aliaba con unas neonazis (menos mal que sin querer) y conseguía que las latinas despertaran de una vez.

¡CONTIENE SPOLIERS! NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS VISTO LA 4ª TEMPORADA




La única cosa entretenida que se salía de la norma era el asesinato del tío que intentaba matar Alex. Podría decirse que es la parte más entretenida de la primera parte de la temporada pero reconozco que poco a poco va mejorando. ¿Y cómo?

Los guardias comienzan a comportarse como unos auténticos capullos, tratan a las reclusas como si no fueran personas y la tensión comienza a palparse. Piper cubre el tatuaje que le hacen las latinas, Nicky vuelve al redil pero todavía sigue enganchada a la droga y el patio de la cárcel anda revolucionado.

Podría decirse que hay tres momentos claves para que la serie haya tenido un final satisfactorio y no decepcionando como pensábamos todos que tendría. Encontrar el cadáver y confundirlo con un guardia; no dejar que Red pueda descansar pone a todas las reclusas contra los guardias; la muerte de Poussey por accidente.



Esas tres cosas desatan una guerra en la prisión y se encadenan una con la otra. En los últimos capítulos, vemos cómo todo se desmorona y se demuestra que el sistema no funciona. Algunos personajes nos decepcionan, otros nos hacen creer que todavía hay esperanza y luego está ese final.

Al principio, pensé que Poussey no había muerto realmente pero me temo que es así y ya no la veremos nunca más. Salvo cuando sus amigas la recuerden, que será durante mucho tiempo, y gracias a ella se hará algo al respecto.

Caputo se equivoca al intentar proteger al policía que provoca la muerte de Poussey y crea una situación insostenible en su prisión. En vez de culpar a Piscatella consigue que las reclusas se revelen y ataquen a los guardias.



Muchos estarán pensando que no puede pasar nada porque las reclusas están desarmadas y los policías también. Excepto uno de los peores guardias, que ha metido un arma "sin que nadie lo sepa" y justo una reclusa consigue ese arma. ¡Ahí está el momentazo!

Daya coge el arma y apunta a los dos guardias. Les pone de rodillas mientras tiene a todas las reclusas animándola. Y ahí, justo ahí es donde se queda la serie. ¿Disparará Daya? ¿Aumentará su condena y se dejará llevar?

Lo único que sabemos a ciencia cierta es que la siguiente temporada transcurrirá en un periodo de tres días. Así que podremos ver un motín en toda regla y estoy segura de que nada volverá a ser como antes. ¿La habéis visto?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...